Bolsas de Cultivo

Disfruta de un cultivo práctico y económico gracias a las bolsas de cultivo.

Categorías

Resetear este grupo

Preguntas de Bolsas de Cultivo

¿Qué es una bolsa de cultivo?

Es una bolsa plegada que, al llenarse de sustrato, se queda de pie como una maceta. Sirve para interior y exterior, y puede ser blanca o negra.

¿Qué bolsa de cultivo para marihuana comprar?

La bolsa de cultivo que debes comprar dependerá de la variedad de planta que cultives, de la fase en que se encuentra la misma y de si vas a cultivarla en interior o en exterior.

¿Qué diferencias hay entre una bolsa de cultivo y una maceta?

Una bolsa de cultivo es mucho más económica y práctica, porque ocupa menos espacio y es más fácil de transportar. Además está diseñada para desecharla después de cada uso.

¿Quieres un contenedor para tus plantas de marihuana que sea económico? Las bolsas de cultivo son para ti. Estas bolsas están plegadas y, cuando se rellenan de sustrato, se quedan de pie como si fueran una maceta normal.

Son una opción perfecta si estás buscando un contenedor económico y práctico, que te sirva tanto para interior como para exterior. Las podrás encontrar de dos colores: blancas y negras. Lo cierto es que las bolsas para cultivo blanca son las más comunes, pues debido a su color, no absorben el color y favorecen el cultivo de plantas en exterior en temperaturas cálidas.

Podrás limpiarlas muy fácilmente y, de hecho, podrás reutilizarlas más de una vez; aunque se recomienda darles un solo uso y desecharlas con el sustrato dentro al terminar el cultivo.

Hazte con las bolsas de cultivo para tus plantas de marihuana

En Semillas Baratas te ofrecemos diferentes tamaños de bolsas de cultivo para que puedas cultivar tus plantas en las mejores condiciones posibles. Te aseguramos una manera sencilla, limpia y cómoda de llevar a cabo tus cultivos de cannabis.

Bolsas de cultivo prácticas y fáciles de transportar

Las bolsas de cultivo son las macetas más económicas que puedes encontrar. Pero es que también son muy prácticas y fáciles de transportar. Si quieres realizar un trasplante, bastará con que cortes la base y colocarla en una bolsa de cultivo más grande o directamente en el suelo. No pesa casi nada y además evitarás el estrés de las plantas.

Consigue tu bolsa de cultivo y disfruta de un cultivo sencillo.