sabor afrutado marihuana La planta de cannabis posee una enorme cantidad de aromas y sabores diferentes, que varía cada uno de ellos en calidad y potencia. Cada parte de la planta dispone de su propia gama de olores y sabores, con una serie de  características exclusivas que las diferencian entre sí, y que se consiguen a partir de un minucioso y especializado cultivo, por lo que para conseguir el aroma deseado es fundamental que haya una gran dedicación detrás.

En un momento en el que el cultivo del cannabis está en auge, cada vez son más las personas que ponen todos sus esfuerzos en cultivar su planta adecuada, independientemente de que sea para consumo terapéutico o personal, y esto es lo que nos ha llevado a contar a día de hoy con la enorme variedad de sabores y efectos.

Pero en este post no hemos querido hablar de las diferentes variedades índicas y sativas, sino que nos hemos querido centrar exclusivamente en el sabor, a través de la clasificación realizada tanto por cultivadores expertos como amateurs, entre la que se encuentra los Skunk, los inciensos y los frutales.Aun así, esta clasificación posiblemente sea mesiado simple, ya que es probable que dentro de cada variedad nos encontremos con diferentes matices.

¿Qué provoca la diferencia entre olor y sabor en el cannabis?

Las diferencias existentes entre el olor y el sabor en las plantas de cannabis se consiguen a través de los terpenos; una molécula orgánica perteneciente a los metabolitos de las plantas, cuya función es provisionar a las plantas de estos matices. Los terpenos predominan en la mayoría de aceites esenciales, con una enorme proporción en la resina. Actúan en las plantas como una potente arma química que las aleja de los parásitos. Atrayendo además a los insectos polinizadores y protegiéndolas de las altas temperaturas. Una técnica llevada a cabo por muchos cultivadores consiste en la utilización de halogenuro en las últimas semanas de floración. Con el objetivo de potenciar el sabor de la planta a través de una mayor concentración de terpenos. De cara a nosotros mismos, los consumidores, los terpenos son un auténtico placer para nuestros sentidos. Consiguiendo el sabor deseado que además nos aportará diferentes efectos psicoactivos muy agradables. A día de hoy se conocen más de 100 diferentes tipos de terpenos. Como el mirceno, el cariofileno, el terpinol o el limoneno entre otros. Aunque gracias a la combinación y la fusión de unos con otros. Lo cierto es que la cifra de olores y sabores es casi infinita.

¿Qué papel juegan los terpenos y los terpenoides?

Los terpenos y terpenoides como ya hemos dicho, se encargan de provisionar a las plantas de sus propios matices. Los terpenos forman un importante grupo de hidrocarburos. Siendo los terpenoides uno de sus derivados que aparecen debido a la oxidación. Suelen ser bastante volátiles, de ahí los habituales fuertes olores que desprende la marihuana. Al ser los terpenoides terpenos oxidados, el modo de cultivo y de curación de la marihuana suele modificar su composición, incidiendo directamente en el sabor final. Según el cuidado que se le dé a la planta se conseguirá un sabor u otro. Ya han sido diferentes los estudios que han demostrado que diversos terpenos así como terpenoides provocan un efecto sedante. Siendo recomendables por ejemplo para prevenir problemas de ansiedad causados por el efecto del THC.

Variedades frutales o afrutadas

marihuana con sabor cítrico Desde nuestra web hemos querido aprovechar este post para hablaros únicamente de las variedades frutales o afrutadas. Aunque es cierto que cada una de estas variedades dispone de una fragancia diferente. Es complicado conocer qué tipo de terpeno ha conseguido cada sabor. Desprenden un aroma y un sabor que nos recuerda al de diferentes frutas. Siendo las preferidas por una importante cantidad de consumidores. Ya que les ofrecen una experiencia muy enriquecedora y todavía más placentera a la convencional. Por lo general las plantas con toques frutales resultan más divertidas y animadas. Variaciones frutales:

  • Cítricas
  • Frutos Rojos
  • Tropicales y exóticas

Cítricas

La cítrica es la variación frutal más común. Las más populares son las que tienen sabor a limón. Donde nos encontramos con algunas tan famosas. Y consumidas como son la Super Lemon Haze, la Lemon Skunk o la Sensi Star. También las hay con sabor a naranja, como la Tangie de DNA Genetics. La Cream Mandarine o la California Orange, la más popular de las de sabor a naranja. Y por último tenemos la variedad de pomelo, donde destaca por encima del resto la Sweet Deep Grapefruit de Dinafem.

Frutos Rojos

La variedad de frutos rojos gusta mucho por su suave y ligero sabor. Una de las más populares es la que tiene sabor a fresa. Strawberry Cough de Dutch Passion o la propia Arjan’s Strawberry Haze. También las hay con sabor a uva o arándanos, como la Blue Berry de Dutch Passion.

Exóticos

Dentro de las variaciones exóticas nos encontramos una gran variedad de sabores diferentes. Las hay con ligeros toques a guayaba (Pure Power Plant de White Label), a mango (Txomango de Genehtik Seeds) o incluso con sabor a piña (Pinneaple Chunk de Barney’s Farm Seeds). Y para los más exclusivos. También existen cepas de las plantas con sabor a gominola (Bubblegum de Serious Seed o la Cream Caramel). Ideales para los paladares más dulces. Y como punto final, hacer hincapié en que la cantidad de matices y sabores, de cultivadores y bancos. Así como las diferentes opciones para el cultivo disponibles es enorme. A lo que hay que sumar el gusto de cada paladar. Hace que sea complicado seleccionar una variedad o una característica determinada por encima del resto a la hora de seleccionar plantas con sabores frutales. Nuestra recomendación es que consultéis con algún colega experto en el tema o consumidores - cultivadores con experiencia. Para que os guíe y os solucione todas las posibles dudas que podáis tener a la hora de consumir una u otra variedad. Y si necesitáis más información; no dudéis en poneros en contacto con nosotros, así como en dejar vuestra propia experiencia en los comentarios. ¡Os leemos!