Para saber si podemos cultivar semillas de marihuana en invierno debemos de conocer y entender las propiedades de éstas. La marihuana es una especie perenne, que germina y se desarrolla en los meses cálidos. El inicio del cliclo vital de la marihuana empieza en primavera mientras que la fase de floración es en verano y la fase de maduración es en otoño.

Esto es debido a que el cannabis es una planta que necesita unas condiciones de humedad y temperatura determinadas para poder completar su ciclo vital.

Si las temperaturas son muy frías o hay heladas (nieve o granizo) no podemos cultivarla en exterior porque no sobreviviría. De hacerlo, los resultados serían muy pobres, ya que la planta ha tenido que utilizar prácticamente toda su energía solamente para sobrevivir.

Afortunadamente, desde hace años los sistemas de cultivo de marihuana en interior utilizan sistemas de iluminación, ventilación y climatización artificial. Nos permiten cultivar nuestra planta favorita durante todo el año en un ambiente controlado, independientemente del clima exterior.

¿Qué necesitas para plantar semillas de marihuana en Invierno?

Para poder saber con seguridad qué necesitas para plantar semillas de marihuana en invierno tienes que saber algunos detalles. En esta pequeña introducción al cultivo de cannabis indoor os explicaremos los fundamentos básicos del método y los materiales necesarios para llevarlo a cabo con éxito.

Equipamiento y materiales:

  • Una habitación o armario especialmente diseñado para este tipo de cultivos. Puedes encontrar estos armarios en tu growshop de confianza.

  • Un kit de iluminación compuesto por una bombilla, balastro y reflector. Actualmente, existen varias opciones en el mercado que se ajustan a las necesidades de cada cultivo. Los sistemas de iluminación más utilizados son; tipo HPS (alta presión de sodio), sistemas LEC (Light Emitting Ceramic); LED (Light Emitting Diode) y HM (lámparas de halogenuros metálicos).

  • Extractor e intractor para renovar el aire del cultivo.

  • Ventilador para mover el aire en el interior del área de cultivo.

  • Temporizador o programador para controlar los horarios de funcionamiento de la iluminación y la extracción / intracción.

  • Maceteros y un buen sustrato.

  • Semillas o esquejes.

  • Deshumidificador. Importante para controlar la humedad dentro del cultivo y evitar la condensación; que puede causar la aparición de moho en los cogollos. Si mantenemos una buena ventilación y renovación del aire en todo momento es posible que no necesitemos utilizar el deshumidificador.

  • Un termómetro para controlar la temperatura ambiente del cultivo.

  • Un buen sistema de calefacción o estufa si no tienes calefacción integral en la casa. Si las temperaturas son menores de 18ºC cuando los focos están apagados; las plantas no se desarrollarán expresando el 100% de su potencial.

Más adelante explicaremos cómo diseñar el espacio de cultivo y realizar el montaje de los equipos de forma detallada. En esta primera introducción nos limitaremos a intentar dejar claros una serie de conceptos básicos importantes a tener en cuenta.

Pero si no podéis esperar y ya tenéis todo el equipamiento necesario, os recomendamos pedir asesoramiento en vuestro grow sobre el montaje y os atenderán encantados. Es muy importante que todos los sistemas eléctricos estén montados correctamente y situados lejos de cualquier fuente de humedad.

El consejo de Weedo

Si no tienes mucha experiencia en el cultivo indoor aconsejamos:, nosotros te ofrecemos el consejo de Weedo.

  • Escoge variedades que soporten mejor el frío y sean fáciles de cultivar. Ciertas variedades son más delicadas que otras y soportan peor cualquier error; o fallo durante el proceso de cultivo (estrés, frío, exceso de humedad, exceso o carencia de nutrientes, etc.)
  • A la hora de decidir que sistema de iluminación escoger, nuestro favorito por su relación calidad-precio y consumo, son los sistemas LEC de 315W porque están demostrando ofrecer muy buenos resultados. Igualando en producción a las bombillas HPS tradicionales de 600W y con un consumo eléctrico un 50% inferior a éstos.

  • Para controlar mejor la temperatura en el área de cultivo y ahorrar un poco en la factura eléctrica, lo mejor es programar los focos para que se enciendan por la noche, cuando las temperaturas son más frías. El calor generado por las bombillas compensará el frío exterior.

  • Durante el día controlar que la temperatura no baje de los 18ºC. Colorar un radiador o estufa en caso necesario.

¡Muchas gracias por confiar en nosotros para informaros! Si os ha gustado podéis compartirlo haciendo click más abajo.

Salud y buenos humos ;)