Si eres de los que aprovecha cualquier ocasión para sacar a relucir tus dotes culinarios y preparar tu propio postre de marihuana, toma nota porque en este post te vamos a dar la receta para preparar tortitas con marihuana. Como en general se le echa mucha marihuana, lo ideal es que plantes semillas de exterior, que dan mucha producción si lo haces bien y así no tienes que comprarla.

Te encantará, ¡está para chuparte los dedos! Y es que las tortitas es uno de los postres más populares y que más gustan en todo el mundo. Una de las claves de su éxito es que están realmente deliciosas tanto con dulce como con salado, al igual que ocurre con los crepes, y en el momento en que las pruebes con marihuana se te hará la boca agua. Muy fáciles de preparar, te damos las claves y los pasos a seguir para preparar tortitas con un especial toque a marihuana. Están ricas y además te harán volar, ¿se puede pedir algo más?

¿Qué ingredientes necesitarás?

  • 200 mililitros de leche de marihuana (la puedes comprar o hacer tú mismo)
  • 150 gramos de harina
  • 2 huevos
  • 10 gramos de levadura
  • 20 gramos de azúcar
  • Una cucharada de aceite

Comenzamos con la preparación

#1 – Mezclamos

El primer paso será coger los 150gr de harina, los 10gr de levadura y los 20gr de azúcar, y mezclarlos todos juntos dentro de un recipiente, preferiblemente de cristal. Apóyate con una cuchara o con un batidor, y remueve los tres ingredientes durante unos 2 o 3 minutos aproximadamente, hasta que veas tú mismo que la mezcla ha quedado perfectamente homogénea.

#2 – Añadimos

Una vez se hayan mezclado la harina con los huevos y la levadura, tocará añadir la leche de marihuana, los dos huevos y la cucharada de aceite. El proceso que tendrás que realizar será similar al anterior, aunque quizás ahora deberías dedicar un par de minutos más, ya que costará más que los huevos puedan batirse en su totalidad. Cuando ves que todo está perfectamente mezclado, podrás pasar al siguiente paso.

#3 – A la sartén

Ha llegado el momento de coger la sartén. Ponla a calentar a fuego lento durante unos pocos minutos, y a poder ser trata de coger una sartén que no sea demasiado grande. Ya que de lo contrario podría romperse la mezcla. Una vez notes que la sartén está caliente. Coge una cuchara grande y ve aplicando poco a poco la mezcla en la sartén. Será una sensación similar a cuando haces una tortilla a la francesa. Por lo que en el momento en el que notes que las tortitas comiencen a burbujear. Será el indicador de que debes darle la vuelta. Hazlo con mucho cuidado. Cuando ambas partes estén bien doraditas y hayan alcanzado tu gusto. Podrás sacarla y repetir el mismo proceso hasta terminar con la mezcla. No te preocupes si las primeras no te salen demasiado bien, seguro que las siguientes irán mejorando.

#4 – Dale tu toque final

Una vez hayas terminado de freír las tortitas y hayas acabado con la mezcla. Llegará el momento de decorarlas, combinarlas con otros alimentos y darle tu propio toque final. Las puedes combinar con chocolate, nata, vainilla, helado, mermelada, jamón york, queso y un largo etcétera de alimentos. Todo dependerá de tus gustos. Y si quieres sorprender a tus invitados. Puedes incluir un pequeño cogollito de maría a modo de broma en un lado del plato. Ahora solo te queda disfrutar de un postre delicioso y de una sensación posterior todavía más deliciosa. ¡Esperamos que te gusten!

Para este tipo de recetas, van súper bien algunos tipos  de semillas autoflorecientes, pero si nos tuviésemos que casar con alguna variedad en concreto, apostaríamos por los cruces de semillas criticalsemillas amnesia o semillas jack herer.