Hoy os traemos una nueva receta de marihuana que tanto os gusta. Y que es una de las más típicas para los maestros fumetas culinarios. Se trata de los buñuelos con cannabis, una receta típica de la Comunidad Valenciana que hemos rescatado y le hemos dado nuestro particular toque. Permitiéndote disfrutar de un delicioso sabor con un colofón final que te hará subir al cielo.

¿Qué te parece? Seguro que ya se te ha hecho la boca agua solo de pensarlo. Es muy fácil de elaborar, por lo que cualquiera podrá hacerla sin necesidad de ser un auténtico chef. Tan solo te bastará con saber encender el fuego de la cocina y poder ir al supermercado a comprar los ingredientes necesarios. Una receta con la que podrás sorprender a tus amigos y deleitarles con tus dotes culinarios. La sorpresa llegará unos minutos después, ¡les encantará!

¿Qué ingredientes necesitas para preparar buñuelos con cannabis?

 

  • 4 huevos
  • 60 gramos de mantequilla de marihuana
  • 500 gramos de harina
  • 250 mililitros de agua
  • 200 mililitros de leche
  • Aceite de oliva
  • Cucharón con agujero en medio

Preparación paso a paso:

buñuelos ed marihuana!

  1. Lo primero que tendrás que hacer será coger un cazo. Verter el agua en él y ponerlo a calentar en el fuego. Déjalo unos minutos, y cuando comience a hervir añade la mantequilla para que vaya derritiéndose poco a poco.
  2. Una vez se haya derretido por completo la mantequilla, debes añadir la harina y la leche. Removiendo bien todos los ingredientes durante unos minutos hasta que queden perfectamente mezclados. Presta atención y ve fijándote en la mezcla. Hasta que veas que se ha producido una masa lo suficientemente dura y que no llegue a pegarse en el cazo.
  3. En ese momento, retírala y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Pasados unos minutos y cuando la mezcla se haya enfriado ligeramente, añade los huevos y remueve todo hasta que quede una masa/pasta bien homogénea y consistente. Ya casi lo tienes, pues ahora lo que tendrás que hacer será verter el aceite en una sartén y ponerlo a calentar a una temperatura media – alta.
  4. Cuando esté bien caliente deberás coger la cuchara con el agujero en el medio. Que te será de gran ayuda para dar forma a los buñuelos, e ir echando poco a poco la masa en ella, para después pasarla a la sartén. Tendrás que estar atento, ya que no tardarán demasiado en estar listos.
  5. En el momento en que veas que están doraditos y consistentes, sácalo del aceite. Voilá, ya tendrás tus buñuelos listos.  Te recomendamos que tengas paciencia y vayas poco a poco, ya que si echas una cantidad demasiado grande, es posible que se hinchen demasiado con el aceite y que se acaben pegando a la sartén, lo que significará que el resultado final dejará mucho que desear.
  6. Y, ¿qué ocurre si no dispones de una cuchara de estas características? Qué no cunda el pánico, ya que podrás utilizar una cuchara convencional, aunque evidentemente tardarás un poco más. O incluso con delicadeza podrás darle forma tú mismo con las manos.
  7. Ahora ya sí que sí, solo te queda la mejor parte; ¡probarlos! Para que estén realmente espectaculares, te recomendamos que los reboces en azúcar para darle más dulzor. Aunque si lo prefieres también puedes mezclarlos con miel o con chocolate, eso ya es cosa tuya.

Disfruta de su sabor, y sobre todo de su colocón. Ah, y no olvides mandarnos una foto para que veamos lo bien que te han quedado.