Batido de marihuana - guía para hacer

No vamos a descubrir a nadie a estas alturas la deliciosa y relajante sensación que provoca fumar marihuana en un clásico porro liado, pero quizá sí que vayamos a descubrirte lo agradable que resulta consumir la marihuana en una receta culinaria, mezclada con otros ingredientes que pueden potenciar su sabor y también su efecto, ¿te gusta la idea?

Las posibilidades a la hora de preparar recetas de cocina con marihuana son innumerables, y es que la maría es una planta que pega prácticamente con todo, lo que te permitirá mezclarla con un gran número de alimentos, consiguiendo unos resultados de lo más sorprendentes y deliciosos.

Nosotros hemos querido darte los pasos en este post para preparar batidos de frutas con marihuana, una de las recetas más populares y demandadas cuando se persigue un buen subidón. Y es que si los batidos de frutas ya están deliciosos de por sí, espérate a probarlos con un “ligero” toque de marihuana. Eso sí, ten cuidado porque enganchan y querrás tomarte uno todos los días. Te lo decimos por experiencia.

Además, para preparar batidos con cannabis no necesitas ser un experto en la cocina ni mucho menos, y es que es una receta muy fácil de preparar, hasta el punto que si nunca has freído ni un huevo frito podrás elaborar tú mismo tus propios batidos con THC.

Y ahora dejamos de entretenerte y te contamos los pasos que debes seguir para elaborar tus batidos. ¡Toma nota!

Preparación: ¿Qué ingredientes necesitas?

Ingredientes para batido de marihuana

Antes de nada, deberás ir al supermercado a comprar los ingredientes necesarios para la preparación de tu batido. Aunque finalmente puedas añadir alguno más para darle tu propio toque personal, hay algunos que son completamente indispensables. A continuación te mostramos qué necesitas para preparar un batido de cannabis y frutas para dos personas:

  • 4gr de marihuana picada en cogollo
  • 500ml de leche
  • 4 cucharadas de miel o azúcar de caña, tú decides
  • 150ml de nata líquida
  • 1 cucharada de vainilla, fresca o en helado
  • Dos piezas de tu fruta favorita: manzana, naranja, pera, melocotón, fresa, plátano, etc. Si lo deseas también puedes combinar diferentes frutas en el mismo batido.

#1 – Mezclamos la leche con la nata

Mezcla en un recipiente los 500ml de leche y los 150ml de nata líquida, y remuévelos correctamente. Una vez hayas conseguido una mezcla homogénea, ponla a calentar en un cazo a una baja temperatura de entre 60 y 70 grados durante unos minutos. Presta atención y asegúrate de que la leche no llegue a hervir.

#2 – Incluimos la marihuana

Después de haber calentado la leche y la nata a fuego lento, será el momento de echar al fuego los 4 gramos de marihuana picada. Deja que la marihuana se cueza a fuego lento hasta que encuentres la temperatura ideal. Te recomendamos que dejes todo a fuego lento durante unos 60/70 minutos aproximadamente.

Ten paciencia, ya que si te excedes con la temperatura es posible que el resultado final sea menos potente, ya que las altas temperaturas podrían quemar ciertas moléculas de THC y CBD, e imaginamos que eso no es lo que quieres.

Si ves unas pequeñas burbujas en la superficie de la mezcla no tendrás de qué preocuparte, será una buena señal. Si en cambio la ves hervir, tendrás que bajar la temperatura del fuego rápidamente o incluso retirarlo.

#3 – Tu batido se acerca

Pasados 60 minutos, fíjate en la mezcla y observa si ha cambiado de color. Si se mantiene igual, deja que se caliente unos 10 o 15 minutos más, ya que será significativo de que todavía le falta un poco para terminar.

Cuando haya cambiado de color, apaga el fuego y retira el cazo. Ya casi está, ahora solo tendrás que apoyarte en un colador para separar el líquido de la parte sólida que haya podido quedar de la marihuana. Una vez lo hayas separado, mételo en la nevera y deja que se enfríe. Cuanto más frío más rico estará.

#4 – Prepara tu batido

Para terminar coge el recipiente de la nevera, vierte el líquido en una batidora o licuadora, e introduce también hielo para conseguir la temperatura más fría posible. Después, ponlo en el vaso y prepárate para disfrutar de tu delicioso batido de marihuana. Verás como el colocón será bastante más potente que al fumar un porro. ¡Te encantará!