¿Qué es el cultivo low stress training (LST)?

Conoce más a fondo el método de cultivo Low Stress Training; una técnica que limita la altura de la planta sin perjudicar a la producción.

Weedo
Weedo | Co-CIO
26/07/2021 | Actualizado: 26/07/2021 26/07/2021
0 | 0 0 valoraciones
91
¿Qué es el cultivo low stress training (LST)?
Compartir:

Esta técnica surge de la necesidad de limitar la altura de la planta, a la vez que mantenemos la producción. Si sólo disponemos de un espacio reducido, no queremos plantas monstruosamente altas, o necesitamos domar una planta de crecimiento desesperante, esta técnica es lo que necesitas. A continuación, desvelamos las bondades y secretos de este método de manejo.

¿En qué consiste el Low Stress Training?

Low stress training puede traducirse como “moldeado de bajo estrés”. La técnica se basa en guiar la planta desde pequeña para que crezca horizontalmente, luchando contra su tendencia natural de crecer en vertical. Para esto se usan tutores, mallas, alambre y pesos que la agachan conforme va creciendo. En este aspecto es similar el Screen of Green, con la diferencia de que en LST no se realizan podas. Por esa diferencia, a esta práctica se la denomina de bajo estrés. Este cambio en la estructura hace que la rama central pierda dominancia, y se fomente en cierta medida el crecimiento lateral.

¿Qué ventajas tiene?

  • Es una técnica que mejora mucho la iluminación de la planta debido a que por su nueva forma de crecer, deja de hacerse sombra a sí misma consiguiendo mayor homogeneidad entre las partes altas y las bajas.
  • Se mejora la ventilación y disminuyen los problemas de hongos. No hay fungicida mejor, más ecológico y más barato que la luz del sol.
  • Al no realizar podas, no interrumpimos el crecimiento de la planta en ningún momento, por lo que el desarrollo de la planta es más rápido que en el Screen of Green.
  • Obtenemos la misma producción, pero con una planta mucho más baja y discreta.

¿Qué variedades son mejores para este fin?

Todas las genéticas pueden someterse a esta técnica, si bien las sativas sacan más provecho de ella. Las variedades con una floración especialmente larga siempre son difíciles de cosechar con una altura comedida, por lo que esta metodología es muy recomendable para contener su tamaño. En el caso de variedades autoflorecientes, el resultado es poco visible porque la planta es demasiado pequeña para hacerse sombra a sí misma, por lo que generalmente no merece la pena manipularlas.

¿Qué recomendaciones puedo seguir?

  • Cualquier variedad puede manejarse con esta técnica, siendo recomendable dar forma a la planta tempranamente. Una planta joven es una planta tierna y fácil de moldear, a la que no tendremos que aplicar grandes esfuerzos para guiarla.
  • Existen muchas formas sujetar y dar forma a la planta, no existiendo a priori una mejor que otra. Debemos tener eso sí la precaución de no ajustar mucho las ataduras para no interrumpir el flujo de savia en las ramas conforme vaya creciendo.
  • Un método muy popular para guiar la planta son las mallas. Existen de multitud de materiales y tamaños, por lo que es fácil encontrar alguna que se adapte a nuestros gustos.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad