Existen multitud de técnicas que podemos utilizar para prevenir y frenar el ataque de estos ejércitos de colonizadores. Así como una infinidad de productos con propiedades insecticidas, fungicidas, acaricidas y plaguicidas en general. Tanto de origen químico como de origen orgánico y biológico.

Nuestra recomendación, basándonos en nuestra larga experiencia y en el profundo respeto a nuestra madre tierra, es utilizar siempre productos preventivos de origen orgánico y tratamientos biológicos. Los tratamientos orgánicos y biológicos son los más respetuosos con el medio ambiente, y dan cosechas finales de mayor calidad y sabor.

La importancia de la prevención

Durante la etapa de crecimiento, el cannabis se puede ver expuesto a diferentes ataques de patógenos, que pueden debilitar a las plantas, dificultando su desarrollo, e incluso pueden acabar con todo un cultivo, en muy poco tiempo.

Cuando las plantas son jóvenes y están poco desarrolladas, son mucho más vulnerables al ataque de las diferentes plagas. Por este motivo es muy importante la realización de tratamientos preventivos, durante todo el periodo de crecimiento de la planta. Gracias a una buena prevención, realizada de forma periódica (cada 5 - 7 días), podemos proteger a nuestras plantas contra la mayoría de estos colonizadores no deseados.

A medida que las plantas son adultas, su sistema inmune se fortalecerá y serán menos propensas al ataque de ciertas plagas. Durante el proceso de floración, no es recomendable utilizar ningún insecticida de origen químico, sobre los cogollos. Esto es debido a que pueden quedar restos de plaguicidas sobre las flores, y pueden aparecer hongos como oidio y botritis al penetrar la humedad y el agua en el interior de los cogollos ya formados.

Como veis, es fundamental mantener a todos los patógenos alejados de vuestro cultivo. La limpieza e higiene en los espacios indoor ha de ser lo más meticulosa posible, así nos aseguramos de no introducir ninguna posible plaga del exterior. Existen filtros anti polen, que se pueden colocar al principio de la intracción, para dificultar la introducción de esporas de hongos y otros microorganismos a los que, al igual que nosotros, también les encanta el cannabis.

Principales plagas del cannabis y cómo combatirlas

ARAÑA ROJA (Tetranichus Urticae)

  • Se trata de una de las plagas más comunes y dañinas en interior.
  • Se alimenta de la savia de las hojas tiernas, dejando marcas blancas de picaduras.
  • Posee un ciclo reproductivo muy rápido, poniendo huevos cada 4 o 5 días.
  • Proliferan más con temperaturas elevadas y baja humedad.

Tratamiento

Bajar la temperatura y subir la humedad.

Fumigación con jabón potásico y chile, pelitre o acaricidas sistémicos cada 5 - 7 días.

Depredadores naturales

- Phytoseiulus, Permisilis, Swirskiimite y Amblyseius Californicus,

MOSCA BLANCA (Trialeudores vaporaium, Bemisia Tabaci)

  • Succionan la savia de las hojas a través de las mordeduras que provocan.
  • Ponen sus huevos en el envés de las hojas, y son muy fáciles de detectar a simple vista. Agitando las plantas saldrán volando.
  • Sus secreciones y las heridas que hacen en las hojas, pueden atraer a otros patógenos y hongos como la botritis y el mildiu.

Tratamiento

Fumigaciones con extracto de neem, jabón potásico o algún insecticida sistémico específico, cada 5 - 7 días. O con mayor frecuencia si la plaga está muy extendida.

También son muy útiles las trampas adhesivas amarillas.

Depredadores naturales

Encaria Formosa, Swiirskimite, Eretmocereus Eremicus.

THRIPS (Frankliniella Occidentalis)

  • Es un parásito de forma alargada que se alimenta de la savia de las hojas tiernas de la planta.
  • Deja heridas con aspecto de quemaduras. Y pone huevos en el envés.
  • Prefieren sitios con baja humedad, porque la humedad alta dificulta su ciclo reproductivo.

Tratamiento

Trampas adhesivas azules.

Extracto de neem, jabón potásico, canela, extracto de ajo y otros insecticidas sistémicos polivalentes disponibles en el mercado.

Se recomienda repetir frecuentemente el tratamiento y alternar diferentes productos, pues es una especie muy resistente.

Depredadores naturales

Amblyseius cucumeris, Amblyseius barkeri, Orius Insidiosus y Orius Laviegatus.

MOSCA DEL MANTILLO (Sciaridae)

  • Proliferan en suelos húmedos y con abundante materia orgánica.
  • Se alimentan de las raices. Afectando sobre todo a plantas jóvenes.
  • Al dañar las raíces, dificulta el desarrollo de las plantas.
  • Facilita la implantación de otras enfermedades y hongos del género Phytophtora, Fusarium, Botritis, etc.

Tratamiento

Trampas adhesivas amarillas.

Poner un poco de vermiculita en la superficie del macetero (dificulta la puesta de huevos)

Mantener una humedad inferior al 50% y encharcar el sustrato.

Pulverizar frecuentemente con extracto de neem o algún insecticida.

Filtros antipolen para evitar la entrada por la intracción.

Depredadores naturales

Steinernema feltiae, Stratiolaelaps scimitus, Macrocheles robustulus, Gaeolaelaps aculeifer.

PULGÓN (Aphididae)

Son insectos de color verde, amarillos o negros.

Viven formando grandes colonias en el envés de las hojas y en los tallos.

Se reproducen muy rápidamente, causando grandes daños al alimentarse succionando el contenido de las paredes celulares.

Tratamiento

Pulverizaciones alternas con extracto de Neem, jabón potásico, pelitre, extracto de Chrysantemo.

Aplicaciones foliares con algún insecticida a base de piretrina.

Depredadores naturales

Adalia bipunctata, Aphidius colemani, Aphidoletes aphidimyza, Chrysoperla carnea, Episyrphus balteatus.

ORUGAS (Spodoptera exigua, Spodoptera littoralis, Helicoverpa armigera y otras)

  • Son una plaga que afecta sobre todo en cultivos en exterior y puede provocar grandes daños.
  • Su ciclo vital consta de cuatro estadíos; huevo, oruga, pupa y mariposa o polilla.
  • Los adultos (polillas y mariposas) depositan los huevos de los que nacen las orugas jóvenes, que se alimentan de las hojas y brotes nuevos.
  • Pueden causar botritis y el ataque de otros hongos en los cogollos. Llegando a arruinar casi toda le cosecha.

Tratamiento

La mejor forma de proteger el cultivo en interior frente a las orugas es instalar filtros anti insectos y polen en la entrada de aire. Para mantener alejadas a las polillas y mariposas.

El tratamiento más efectivo una vez instalada la plaga es la pulverización con Bacillus Thurgeriensis, que destruye su sistema digestivo, impidiendo que sigan alimentándose.

Las trampas de feromonas son útiles para atraer a los machos y evitar que fecunden a las hembras.

MINADOR (Phyllocnistis citrella, Liriomyza trifolii y otras)

  • Es una pequeña mosca que en estado larvario, se desarrolla en el interior de las hojas.
  • Realizan galerías muy características y fácilmente observables al alimentarse desplazándose por las hojas.
  • Causan daños en las hojas, necrosis, e incluso la muerte de las mismas.
  • Puede atraer a otras plagas y hongos a través de las picaduras y heridas causadas.

Tratamiento

Mantener una temperatura inferior a 25ºC y una humedad superior al 60% dificulta su reproducción.

Pulverizaciones con aceite de Neem, jabón potásico, extracto de ortigas.

Depredadores naturales

Diglyphus isaea y Dacnusa sibirica.

OIDIO, BOTRYTIS, MILDIU, FUSARIUM Y OTROS HONGOS PARÁSITOS

Estos hongos ectoparásitos pertenecientes a diferentes familias, son causantes de numerosas enfermedades criptogámicas que afectan al cannabis. Una vez instalados, se reproducen rápidamente, debilitando las hojas, los tallos jóvenes y la salud general de las plantas. Llegando a causar grandes pérdidas de cosecha si no se corrige a tiempo.

Proliferan en ambientes con humedad elevada, altas temperaturas, escasa renovación del aire y poca intensidad lumínica.

Se transmiten fácilmente mediante esporas o por contacto con otras plantas o utensilios infectados.

Las heridas, las infecciones de otras plagas y un bajo nivel de salud en las plantas, es otro factor de predisposición para que se instale una infección por hongos.

Tratamiento

- Garantizar una buena ventilación y renovación del aire en el cultivo en interior, es uno de los principales factores preventivos frente a hongos.

- Una vez instalada la enfermedad se puede combatir con pulverizaciones con azufre, cobre, decocción de cola de caballo, purín de salvia.

Prevención y tratamiento con fungicidas sistémicos.

Zumo de naranja, extracto de ajo.

Los preparados ricos en silicio, como Pro-Silicate de Grotek, utilizados en aplicación foliar, son muy eficaces para prevenir el ataque de hongos.

Otra forma de combatir su aparición de hongos patógenos, es enriquecer nuestro sustrato de cultivo con preparados a base de bacterias, micorrizas, hongos beneficiosos, lactobacilos, enzimas y vitaminas, como Vitamax Pro de Grotek. Actúan en sinergía con las plantas, colonizando el sustrato e impidiendo que se instalen otros microorganismos perjudiciales.