Hoy en día existen tanto híbridos que es casi imposible hablar de genes originales. La mayor parte de los consumidores no sabían de la hibridación cannábica y su historia; cuando se empezó a cruzar diferentes cepas. Nos preguntamos ¿Por qué esta carrera sin frenos en las hibridaciones?

Afirmativamente, los que ya tenemos nuestros años recordamos diferentes puntos; la marihuana sin semilla era prácticamente inexistente hace ya a unas décadas. Y tampoco se encontraban híbridos. La gran ventaja de todo esto; es que pudimos tener el placer de poder probar la marihuana 100% con genética original, es decir pura. Recordamos que nos fumábamos unos canutos de Colombia Gold; Thaistick o bien Acapulco Gold, entre otras y el efecto sativo era destructor.

Actualmente, la hibridación se encuentra a la orden del día. Creemos que es prácticamente imposible conocer el efecto de una sativa original; si consumes marihuana de un híbrido entre las dos especies destacadas, sativa e indica; por mucho que predominen los principios sativos. El efecto de una sativa pura es únicamente apto para consumidores avanzados; podría llegar a ser extremadamente parecido al LSD.

En cambio, todos conocemos las complicaciones que tiene cultivar sativa, ya sea en exterior como en interior. Los problemas de cultivarla en el exterior es el invierno que llega y la planta sigue sin estar perfecta para su recolecta. El destino es la muerte por frío antes de que se pueda cosechar. La única salvación es cultivarla en sitios paradisíacos donde no cambie mucho la temperatura como las Islas Canarias. Las dificultades del interior son todavía más graves; ya que, a más de esperar tantas semanas para poder cosechar. Los grandes entrenudos de la sativa; convierten al cultivo indoor en una empresa realmente difícil.

El origen de la hibridación cannábica

El origen de la hibridación cannábica
El origen de la hibridación cannábica se encuentra en California; realmente en la ciudad de Sacramento durante la revolución hippie; sobretodo en los últimos años de su apogeo. Durante los años setenta, en California solo podías encontrar sativa para consumir. Solo tenías la opción de fumar: Colombia Gold, Acapulco Gold, Thaistick o California. La más cara ha sido Thaistick y su efecto era realmente demoledor.

A mediados de los setenta, los hermanos Haze empezaron a trabajar con este tipo de genética sativas. E incluso introdujeron en la mezcla sativa otra planta; que se localizaba en el sur de la India; y se trataba de Kerala. De esta forma se dió lugar a las Haze, que se trataba de marihuana sativa; y que tenían las mismas dificultades de cultivo; ya fuera en interior o en exterior. Se caracterizaban por ser fuertemente irregulares y con poca homogeneidad entre ellas.

Durante estos años, los grupos de música del estilo pop y rock pusieron de moda el Oriente; dando lugar a la apertura de la India y el Nepal. Los famosos Beatles, pasaron grandes temporadas en Oriente y fueron grandes influencias en el afán por conocer lugares tan exóticos. Pero antes de este hecho, el fantástico guitarrista; Jimi Hendrix; compuso su tema Purple Haze dedicada a la variedad del cannabis denominada igual.

Diferentes grupos por la India y Nepal

Diferentes grupos de marihuana híbridas por la India y NepalAdemás de un grupo de hippies junto a autobuses destartalados; diferentes grupos comenzaron a promocionar viajes a la India y Nepal, conocidos como "The Magic Bus". El autobús partía de Amsterdam y aterrizaba en India y Nepal. Durante la travesía, debían de cruzar territorios como Pakistán y Afganistán. El autobús con miles de peligros recorría las serpenteantes carreteras del Hindu Kush. En las paradas, los campesinos de la zona les ofrecían bolas de charas; es decir; hachís extraído de las plantas de la localidad. Estas plantas eran y, actualmente, siguen siendo las Kush. Y, obviamente, muchos de los hippies se trajeron de vuelta muchas de las semillas de aquella marihuana.

Los Kush son plantas autóctonas de la zona, perfectamente aclimatadas a la India. Su aspecto es de poca altura y regordetas. Suelen dar cantidades ingentes de resina debido al clima, a la vez seco y frío; en el que las hembras deben de segregar resina para poder atrapar polen macho y a la vez auto protegerse. En estas regiones el frío severo llegaba más bien pronto. Los tiempos de floración de estas plantas era más bien corto. En resumen, cualquier genetista californiano que viajara por Oriente; sabían que una hibridación entre estas especies, Haze y Kush; daría buenos resultados aseguraros.

La fiebre por las hibridaciones tienen como causante otro hecho importante. Se trata de los cultivos con luz artificial: los indoor. El sodio y los halogenuros eran dos partes fundamentales de la cultura cannábica. Todos los factores indicaban un gran cambio que daría un giro al sector. Hasta el punto que hoy en día no existe una sola variedad comercial que no sea híbrida.

Los hermanos Haze junto con otros, colaboraron mutuamente a estabilizar las especies Haze y los resultados fueron más que exitosos. Las semillas, por supuesto, eran todas regulares. Las feminizadas aparecieron un tiempo más tarde. España, curiosamente, para Estados Unidos es la más reputada en este ámbito. La calidad que tienen los criadores españoles es más que notable; en cuanto a dotar a la especie de estabilidad y homogeneidad.

Algunas variedades 100% geneticamente puras

Algunas variedades de marihuana son 100% geneticamente purasHay que hacer hincapié en que antes de esto, todas las algunas variedades eran 100% genéticamente puras y originales.Además de que se les denomina landraces (raza autóctona o genética pura). Las landraces son aquellos cultivos que llevan siglos adaptándose a su medio ambiental. Esto indica, que son una variedad excelente y que actualmente son las especies más buscadas; por aquellos que quieren alejarse de las variedades híbridas. Hasta hoy, las únicas landraces que quedan se encuentran en India, concretamente en la cordillera Kush; Tailandia, Laos y Camboya; es por ello que se están convirtiendo en auténticos objetivos de culto.  Encontramos algunos bancos que tienen un equipo; que se dedican a ir buscando exclusivamente landraces de alta calidad por todos los continentes. El problema está, en cuanto las traen al país, siempre acaban cruzándolas con otra variante. Siendo prácticamente imposible que el cliente tenga acceso a ella.

Casi siempre, estos cazadores cuando las llevan a otros países; si no las destinan a la hibridación cannábica se dedican a cultivarlas. Normalmente, estas especies cultivadas son capaces de crear unos fenotipos propios y específicos que las hacen variedades puras. Este tipo de planta se la denomina como heirloom; que aunque las separen de su medio ambiental pero se aclimatan al nuevo. El resultado es brillante. Un ejemplo de esta variante es Angola Red. Esta mata proviene de una landrace pura que originalmente viene de Sudáfrica.

Uno de los efectos negativos de la hibridación es la pérdida de especies geneticamente milenarias. Por ello, debemos de diferenciar perfectamente entre las landrace. Que son las plantas que se encuentran en su hábitat original desde hace siglos. Y las heirloom que son plantas que se extraen de su medio original; y se adaptan a su nuevo medio sin cruzarla con otra variante.