A mediados del verano comienza la floración de las plantas y la consecuente floración en los cultivos de exterior. Por ello queremos aprovechar y repasar algunas técnicas sobre la reproducción cannábica.

Cuando cultivamos cannabis en el exterior; la floración empieza cuando los días son más cortos y se reducen las horas de luz solar. Aunque esto podría variar en función de la especie y las diferentes influencias ambientales y endógenas.

Cada especie y variedad tiene un tiempo de floración específico. A grandes rasgos, las variedades ruderalis, algunos híbridos y las índicas; tienen un tiempo de floración más temprano en comparación que las especies sativas. Generalmente, en el norte las plantas suelen florecer entre Agosto y Octubre alargándose hasta Noviembre. E incluso diciembre en los casos de los cultivos de sativas puras.

El cannabis terapéutico es apreciado por su gran rendimiento y peso floral. Como también por su gran producción de resina y sus principios activos. Para poder cultivar cannabis medicinal sin semilla; nos tenemos que asegurar que no van a ser polinizadas. Para ello, deberemos de eliminar de los cultivos todos los miembros macho.

Las fases previas a la floración

Las fases previas a la floración
Antes de comenzar con todo lo mencionado, tienes que saber que hay fases previas a la floración. A estas fases se las denomina como la pre floración; refiriéndose al tiempo que pasa entre la fase de crecimiento o vegetativa y el comienzo de producción de flores. En los cultismos de exterior esto se comienza a apreciar; cuando los días se acortan y el tiempo de luz es menor. Es cuando empiezan a aparecer las pre flores, estimado entre la sexta y octava semana de vida.

En España, la floración suele empezar la última semana de Julio y las dos primeras de Agosto. Depende siempre de la variedad de cannabis, factores ambientales y endógenos.

Las pre flores o primordios suelen apreciarse a primera vista; e indican el primer aviso de qué están preparadas para su floración. Estas pre floraciones nos permite identificar el sexo de la planta. Las podemos observar que crecen en los entrenudos de las ramas. Formándose en la base del pecíolo de los tallos y hojas. Poder identificar el sexo de las plantas nos ahora tiempo; dinero y cuidados sobretodo innecesarios en plantas macho que acabaremos tirando.

Diferentes sexos de las plantas

Diferentes sexos de las plantas de cannabisEn las plantas podemos encontrar diferentes sexos. Los primordios masculinos suelen brotar en su sexta u octava semana y no suelen llegar a ser flores completas. Pero hay que tener en cuenta que algunas variedades como las sativas. O algunas ruderalis no necesitan de un periodo de luz corta; para la producción de flores masculinas y poder liberar el polen. Normalmente, las especie macho comienzan antes su floración que las especie hembra. Así que hay que te tener especial atención en este momento; para ver la morfología de la planta e identificar su sexo para poder apartar los machos lo antes posible.

Las plantas hembra se pueden identificar en el momento de su pre floración, cuando brotan las primeras flores. En ellas aparecen una especie de vaina de color verde conocida como cáliz con dos pelos velludos en forma de "v"; de color blanco, amarillo verdoso, rosados o violetas. A estos dos filamentos peludos se les conoce como pistilo.

Para poder adelantar la fase de la floración de nuestras plantes se puede hacer mediante la alimentación de éstas. Aportándoles abano que sea rico en potasio, fósforo y con baja concentración en nitrógeno. En el mercado podemos encontrar preparados y estimuladores para la floración de las plantas. Que se suelen ser recomendables de aplicar para poder aumentar la producción de resina y de cogollos.

La fase del sexado

La fase del sexado en el cannabisPara poder cosechar y cultivar plantas hembras es importante poder identificar y descartar las plantas macho del cultivo; para evitar su polinización a éstas. Siendo así que la fase del sexado es muy importante. Muchos de vosotros ya sabéis que el cannabis es una planta dioica anual. Con esto nos referimos que existen dos sexos en las plantas, las femeninas y las masculinas. Ambas florecen una vez en su ciclo de vida, produciendo gradualmente flores hasta poder acabar con su capacidad productiva. En contadas ocasiones, se puede dar el caso que la planta sea hermafrodita; es decir, que tenga la capacidad de autopolinizarse como de polinizar a otras plantas.

Podemos encontrar cuando cultivamos plantas hembras o sin semilla; que algunas de ellas producen flores masculinas; esto lo hacen para poder atrapar polen para su reproducción.

Esta es la principal razón por la que a veces encontramos semillas cuando consumimos cannabis. Sin que hayan tenido contacto con ningún individuo macho durante su cultivo. Si durante el cultivo nos damos cuenta de que han florecido este tipo de flores; las podemos extraer de la planta ayudándonos con cualquier herramienta, pinzas... En el caso de qué la planta empiece a producir mayor número de estas plantas; es aconsejable retirarla del cultivo; para así poder evitar que polinice al resto de plantas del cultivo.

Las plantas masculinas son fáciles de identificar. Desde su aparición hasta que inician el proceso de polinización pueden pasar alrededor de 10 o 12 días. La morfología de la planta tiende a ser más estilizada y alargada. Esto viene dado a que necesitan estar por encima de las plantas hembras; para poder polinizar a mayor número de individuos.

Las flores hembras surgen de las pre flores femeninas, y morfologicamente son muy similares. Soliendo formar tallos más fuertes y gruesos así como más cortos.