El cannabis psicoactivo es médico y paciente al mismo tiempo. Pero... se considera como efecto secundario negativo para el paciente no deseado y a evitar la acción psicoactiva del cannabis. La gran mayoría de los estudios clínicos sobre la eficacia terapéutica del cannabis han sido rechazados. Aún obteniendo resultados positivos, simplemente por sus efectos psíquicos. Etiquetado como "intolerable". Aunque también se han dado casos en los que la psicoactividad del THC ha ayudado en el bienestar psíquico del enfermo. E incluso, indirectamente, en el de sus médicos.

Los efectos del cannabis psicoactivo

Los efectos del cannabis psicoactivoUno de los principales motivos por el que se consume cannabis de forma ludica es por su efecto psicoactivo. Salvo en excepciones contadas como el consumo entre noveles o sobredosis; los efectos del cannabis psicoactivo mayormente son placenteros. Relajan, agudizan las percepciones sensoriales, risa fácil, euforia, entre otras. Estos efectos psicoactivos están causados por los receptores cerebrales CB1. Y por los componentes activos de la planta principalmente por el THC (tetrahidrocannibol).

La activación de estos receptores son el causante de la gran mayoría de los efectos terapéuticos del cannabis. Por el momento, aunque se ensayan cannabinoides sin acción psíquica. Tanto el terapéutico como el consumidor tanto de forma ludica como medicinal. Se encuentran inseparables e íntimamente ligados.

Mimando al paciente

No nos olvidemos de mimar al pacienteLos efectos secundarios son aquellas acciones producidas por los fármacos de un medicamento sin ser buscadas en su consumo; por lo que hay que seguir mimando al paciente. Normalmente, suelen ser perjudiciales para el enfermo.Pudiendo ser grave náuseas y vómitos producidos por la quimioterapia para combatir el cáncer. Como hemos dicho, la psicoactividad del cannabis es un efecto secundario que debemos evitar. Los enfermos que recurren al cannabis psicoactivo para tratar, por ejemplo, una migraña o un ataque de espasmo.

Tendrá que tener presente que a cambio de la positiva terapia con el cannabis; deben de parar por unos momentos su actividad cotidiana. Donde necesiten una concentración y agilidad mental; para responder con suficientes reflejos y capacidad de concentración. Y que se vean reducidos bajo el efecto del THC. Los cannabinoides psicoactivos podrían impedir al paciente llevar una vida normal. Concretamente con tratamientos crónicos.

¿En todos los casos son perjudiciales para los pacientes estos efectos? En los casos en que estos efectos hacen mermar las habilidades mentales; producidas por el cannabis; no son de peso suficiente frente al beneficio terapéutico obtenido. ¿Pero pueden ser favorables? Todo apunta a que sí. Muchos pacientes de cáncer; sida y terminales afirman: que tras el uso del cannabis para la mejora de alguno de sus síntomas. Han notado mejoría psíquica que les ha ayudado a afrontar su enfermedad y superarla. Incluso,  a aceptar su muerte. Se considera como efecto secundario beneficioso. O puede ser recetado como una terapia adicional.

Si tenemos en cuenta que un enfermo es un ser humano completo y complejo. No deberíamos conformarnos con aliviar nada más que sus síntomas. Sino buscar esas alternativas y recursos que puedan mejorar y ayudar mentalmente. El cannabis puede ser un candidato admitiendo sin prejuicios; que sus efectos piscoactivos pueden ser terapéuticos para los pacientes.

Mimando al médico

Mimando la salud del médico con cannabisLa gran mayoría de veces, nos centramos en cuidar al paciente. Pero nos olvidamos por completo de mimar al médico o del cuidador del paciente y su bienestar. Normalmente se trata de un familiar cercano.

Su objetivo, es esencial, reconociendo en cada instante sus necesidades. Informando de todo al personal sanitario. Y realizando las tareas que les han encomendado para cubrir su atención en casa. El problema principal de todos los cuidadores de un paciente es su desgaste emocional. Tener como responsabilidad el cargo de un enfermo durante todo el día y noche; a veces en condiciones deplorables (encamados, dementes, violentos, incontinencias); puede llegar a ser realmente agotador.

Los médicos al cargo deben de sentirse igual de interesados en tratar los diferentes síntomas del enfermo; como de tratar de cuidar a los cuidadores de los pacientes; apoyándoles en todo momento para que la labor sanitaria de los médicos se refleje correctamente.

El tratamiento de un paciente con cannabis se ha demostrado también eficaz indirectamente; para la mejora de la carga de sus cuidadores. Por primera vez, en un estudio clínico con el cannabis; no únicamente se estudió su capacidad terapéutica para el enfermo; sino que, además analizaron el beneficio repercutido en el cuidador. Para este estudio, eligieron a pacientes de Alzheimer. Enfermedad que genera una de las mayores cargas emocionales para quien los cuida, por su grave afectación demencial.

Hasta un 15% de los cuidadores de pacientes de Alzheimer; toman psicofármacos en consecuencia a la carga emocional de la situación. El estudio tenía como objetivo demostrar que el THC dispone de propiedades terapéuticas; que reducen la agitación de los enfermos. Utilizando como medidor una escala que estudiaba la prevalencia de enfermedades y alteraciones de conducta. Pero los autores del estudio; incluyeron numerosas pruebas para comprobar el estado de forma psíquica de los cuidadores de estos pacientes. Los resultados del estudio se presentaron en la 34ª Reunión Anual de la American Society of Consultant Pharmacists. De los cuales fueron sentenciadores, afirmando que el dronabinol ayudaba a reducir el estrés.