Se remontan, en la época prehistórica durante la revolución neolítica hace más de 8000 a.c. Los primeros indicios sobre la utilización del cáñamo en la industria  como China e India.

Durante los movimientos nómadas, los caballos eran usados como vehículos y; para ello, usaban monturas durante el traslado que fueron elaboradas con el cáñamo. Los propios nómadas fueron los principales culpables de la expansión de la planta desde Asia hasta Centroeuropa. El cáñamo fue utilizado para crear canastos durante la recolección en la agricultura; logrando manipularlo hasta elaborar con él tejidos para la posterior elaboración de cuerdas, ropa y fardos.

Además, no sólo lo utilizaron como tejido apto para su uso; sino que también fue alimento de ganado, medicina y aceites. Que favorecieron a las poblaciones durante el periodo de asentamientos de éstas. En los pueblos cercanos a la costa su uso fue centrado en la creación de las embarcaciones; para poder hacer largas travesías marítimas. Con el cáñamo pudieron crear grandes velas para sus travesías resistentes a la sal; hecho que fue significante y de gran ayuda en la época.

Un gran ejemplo de ello fueron las embarcaciones utilizadas durante el descubrimiento de América. Primer país que lo declaró ilegal, y utilizó en la confección de los trajes de sus soldados; que fueron imprescindibles para poder ganar las guerras. Durante estos años, retiraron su prohibición; ya que el cáñamo era beneficioso para sus intereses e ilegalizandolo. Más tarde, junto al alcohol y otras drogas su distribución y pertinencia.

Pero la causa principal de la caída del uso del cáñamo viene dada por las producciones de algodón; y la aparición de tejidos sintéticos como el nailon que provocaron casi la extinción de éste.

¿Cuántas especies de cáñamo hay?

Se podría decir que hay tres especies o subespecies de cáñamo; cada una de ellas con particulares botánicas diferentes. Estas tres especies serían: Cannabis sativa, Cannabis índica y Cannabis rudelaris. Estas tres especies son diferentes a simple vista; aunque las tres para denominarlas usan el principal nombre latino. Las diferencias se sostienen en sus formas de aplicación y cultivo.

Cannabis índica, o más conocida como marihuana y otros sustantivos. Es altamente conocida por su contenido en THC y el uso de carácter medicinal; alimentario y de ocio son las principales utilidades de esta especie.

Cannabis sativa es la de uso cotidiano durante generaciones. Por su inexistente contenido en sustancias estupefacientes; y confundida por las otras dos especies. La mirada de varias industrias y emprendedores; se centran en esta especie por la materia prima como principal combustible y remedios para la salud. Cannabis rudelaris no tiene la importancia que tienen sus dos hermanas; por eso no es tan conocida y no se habla de sus propiedades.

Diferentes usos para el cáñamo

Frente a todo lo que se dice de esta planta, se le pueden dar diferentes usos para el cáñamo. Lo que hoy se ve como alternativa y desarrollo sostenible; es lo que nos ha facilitado durante siglos los cañamones; la fibra y la pulpa a gran parte de la humanidad. El cambio de visión a una sostenibilidad y respeto del medio ambiente; es lo que ha ayudado a que el cáñamo sea la planta por excelencia en la industria.

La experiencia actual en otros vegetales para la extracción de las fibras de las plantas sustituyen a las viejas usanzas. Esto ofrece diferentes ventajas que la hacen totalmente apta para la producción; que como principal competidor en el mercado textil con el algodón. Eso es debido a que es menos contaminante que el algodón; o si lo comparamos con el lino este sería menos resistente.

Para la obtención de combustible; bajo un tratamiento denominado como pilorisis a través de la destilación de la pulpa. Se obtiene el etanol que junto con la gasolina se obtiene un combustible menos contaminante. Así mismo con los cañamones se pueden crear un biodiesel de mejor calidad que el obtenido a través del petróleo.

La industria farmacéutica se centra en la especie Cannabis indica; produciendo derivados químicos que ayudan en la reducción de los efectos secundarios. Producidos por la quimioterapia usada como remedio contra el cáncer; o para el aumento del apetito en pacientes enfermos de SIDA.

La gran variedad de productos que se obtienen a través de la planta; la hace ponerla en primera posición debido a sus beneficios altamente aprovechados. Que no tienen ninguna comparación con otras plantas con más soporte y extensión; debido a ser deficitarias económicamente en organismos públicos.

Las virtudes del cannabis

Lo único que ha frenado el avance de las virtudes del cannabis son los recelos despertados por su cultivo. La base se encuentra en demostrar la legalidad del cultivo que actualmente está asociado al poder destructivo de otras drogas; que produce a su vez un efecto disuasorio en todas las personas relacionadas con el cáñamo. Ya sea dedicándose a la siembra o fumando; tienen la dificultad añadida con los problemas del cultivo.

Los cuerpos de seguridad del estado; ya presuponen que al ser una planta perseguida proceden a la incautación de éstas. Y los que la cultivan serán denunciados y, consecuentemente, sentenciados. En los lugares que actualmente se cultiva, no presenta un problema añadido en la sociedad; debido a su aceptación y uso corriente haciendo que no levante la atención entre las autoridades. Por lo tanto, los agricultores no están intrínsecamente expuestos a vicios; que pueda tener otra persona con sustancias más o menos legales.

En África, América y Asia, los pueblos que hacen uso del cáñamo como materia prima; no han sentido una necesidad aguda de drogarse. Más bien sólo obligación de cubrir sus necesidades tales como el comer y alimentar a su familia. Nuestros antepasados; utilizaron las propiedades del cáñamo y no por eso han sido señalados como drogadictos. Ya que lo utilizaban de forma natural para sus beneficios; y no como hoy en día que sería motivo de delito el uso del cáñamo.

¿Qué función realiza el cáñamo en el medio ambiente?

Hoy en día todavía hay esperanza, el gran esfuerzo que se está empleando en las tierras de cultivo del algodón; a través de los fertilizantes y plaguicidas están desgastando y contaminando las tierras. En cambio el cáñamo revitaliza la tierra creando una simbiosis entre la planta y la tierra.

Devolviendo los nutrientes que son necesarios y manteniendo vivos todos los microorganismos. Por ello, dispone de un mejor desarrollo con tan pequeñas cantidades de riego y abono. Su dureza está en la planta al no ser perecedera; haciéndose auto protectora creando fibra de mayor calidad.

Esto se ve repercutido en la calidad de los tejidos manufacturados; ya sea en papel o en tejido; se observará que será capaz de soportar más el uso y el paso del tiempo. Absorbiendo mejor la transpiración y la humedad; haciéndola más salubre todas las prendas elaboradas completamente o parcialmente con cáñamo.

En usos cotidianos como los detergentes de limpieza de la casa; pintura o para la higiene personal, como perfumes, aceites y bálsamos todas sus propiedades son extensas. Los residuos de estos productos son completamente tolerados por la tierra al tener los mismo componentes que ésta.

Los jabones son completamente renovables; excepto que no tienen los jabones comunes elaborados con productos químicos o con grasas animales. Que necesitan más tiempo para su degradación. Durante este proceso se implica un alto tiempo de contaminación del medio; y para que puedan ser eliminados; tienen que pasar décadas para ser completamente neutralizados por la tierra.

Realidad contra mentira

La realidad del cáñamo ha estado en contra de la mentira que dicen sobre este. Toda la persecución hacia el cáñamo sin discriminación, comparándola con otras sustancias estupefacientes. Solo se puede justificar a través de la ignorancia promovida por los intereses del estado; de carácter económicos o políticos. Para imponer nuestros derechos, condicionándonos a sus preferencias.

Señalados como delincuentes todas las personas comprometidas con la sostenibilidad y conservación ambiental. Interés cultivado desde el contacto íntimo con la planta y en sentido contrario; el contacto con la planta y las personas. Pero con la tenacidad de poder usar un recurso tan beneficioso para la sostenibilidad ambiental. Después de las demostraciones de su valía de acercarnos a la civilización.

El paso de los años acabaran demostrando que todas estas personas están llenas de razón. Y tienen argumento suficientes a su alcance para poder defender la existencia del cannabis; independientemente de su origen o variedad.