Los beneficios y las desventajas de las semillas de cáñamo

Weedo
Weedo | Co-CIO
07/08/2020 | Actualizado: 19/07/2021 07/08/2020
0 | 0 0 valoraciones
2355
Los beneficios y las desventajas de las semillas de cáñamo
Compartir:

El cáñamo industrial vuelve a crecer con fuerza en España, donde se está produciendo un resurgimiento de su cultivo. Esta planta ya crecía silvestre, y se cultivaba, en muchos lugares del planeta mucho antes de que hubiese leyes que regularan su cultivo. En España y Europa su cultivo y comercialización es totalmente legal y cuenta con una subvención a nivel europeo, siempre que se cultiven semillas de las variedades aprobadas por el Real Decreto 1729/1999 del 12 de noviembre de 1999.

Durante miles de años, se ha utilizado por sus propiedades nutritivas y beneficios para la salud, y como materia prima en la elaboración de innumerables productos alimenticios, textiles y medicinales.

Desde los inicios de la humanidad se tiene constancia del cultivo de esta extraordinaria planta. En España se ha cultivado durante siglos con patrocinio oficial especial, sirviendo para confeccionar vestidos, velas, etc. (Cristóbal Colón iba cargado de cáñamo en cuerdas, velas, ropas, redes, papel, etc.). hasta la aparición de la industria petroquímica.

Tanto las semillas como las hojas son especialmente nutritivas, incluyendo el aceite que se extrae de sus semillas. Además tiene propiedades equilibradoras y/o medicinales, conocidas desde hace milenios, y que han quedado demostradas científicamente en los últimos años.

Aumento de la importancia de la sostenibilidad

El crecimiento agrícola es vital para satisfacer las necesidades sociales y de nutrientes de una población mundial en constante crecimiento. El sector agrario es responsable actualmente del 70 % del uso del agua y de hasta un 30 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. En los próximos 40 años, se estima que la población mundial habrá aumentado un tercio, con lo que llegará a más de 9 mil millones.

La agricultura se enfrenta al desafío de volverse más ambientalmente sustentable y, al mismo tiempo, alimentar a más personas.Este tipo de agricultura sustentable respalda la producción eficiente de alimentos e ingredientes, mientras que emplea prácticas que protegen y mejoran el ambiente natural, y las condiciones sociales y económicas de los agricultores, sus empleados y las comunidades locales. El cáñamo es el mejor representante y ejemplo de agricultura sustentable, ya que está avalado por miles de años de cultivo y uso por parte de la humanidad.

Muchos de los productores mundiales se han comprometido a reducir el impacto ambiental de sus métodos de producción y han comenzado a obtener materias primas e ingredientes de proveedores que utilizan métodos de agricultura sustentable.

El cáñamo es de las mejores proteínas vegetales que existen, además de tener microelementos, con innumerables aplicaciones y propiedades. La hoja seca de cannabis sativa puede utilizarse para infusiones, así como, sustituto de harinas de cereales, espesante, fibras alimentaria, guisos, postres, etc.

Propiedades de las semillas de cáñamo

Las semillas de cannabis sativa, tienen entre un 30 y un 50% más de proteína que el pescado. Contienen además, antioxidantes, como el caroteno (vitamina A) y la cisteína, además de vitamina E. No poseen gluten en su composición, y sí cantidades significativas de calcio, hierro y fósforo. Su aceite poliinsaturado es rico en ácidos grasos esenciales -omega 3 y -omega 6. Por si esto fuera poco, se ha demostrado que tienen más del 3% de ácido gamma linoleico (GLA) y se recomienda entre 15 y 20 g para cubrir completamente las necesidades diarias de ácidos grasos.

El aceite de cáñamo, extraído de las semillas de cáñamo prensadas en frío, es excelente para consumir crudo para ensaladas, guisos, salsas, y todo tipo de aplicaciones culinarias excepto para freír. Es excepcionalmente nutritivo y sabroso, aunque también es muy hidratante para la piel de forma directa, por lo que es apreciado y utilizado por la industria cosmética para elaborar cremas, bálsamos, jabón o champú.

El consumo de las semillas de cáñamo en diferentes preparaciones, es conocido por la humanidad, prácticamente desde el comienzo de la agricultura. Bien sea en forma de aceite, tostadas, crudas, o elaborando una nutritiva “leche de cañamones”, similar a la horchata, las propiedades de esta mágica semilla han sido aprovechadas desde siempre.

Aunque por supuesto una de las aplicaciones más importantes del cannabis es la terapéutica, avalada por muchos estudios, que hacen del extracto de cáñamo rico en CBD una de las herramientas terapéuticas más poderosas para la humanidad. Pero no debemos menospreciar el potencial que poseen las semillas, a pesar de no contener, apenas, ninguna concentración de cannabinoides.

Del cáñamo, como del cerdo, se aprovecha todo.

Ropa, comida, casas, muebles, aceite nutritivo, medicinas efectivas y naturales, forraje para animales, biomasa para calefacción, jabón, champú, esteras, sacos, aislantes, plásticos, fieltros, pinturas y barnices, combustibles y lubricantes, geotextiles contra erosión, campos de cultivo para purificación de agua, enriquecedor de suelo y tutor de leguminosas, etc.

Estos son, sólo algunos de los usos que tiene el cannabis sativa, que gracias al desarrollo de nuevos modelos de alimentación más sanos y ecológicos, se están popularizando cada vez entre más estratos de la sociedad.

Además, el cultivo del cáñamo es una alternativa real en zonas deprimidas, desde un punto de vista agrícola, ya que es un cultivo muy útil para recuperar zonas de cultivo ahora abandonadas y esquilmadas. En definitiva, se trata de una planta maravillosa, capaz de ayudarnos a aumentar y favorecer el desarrollo social, promover la creación de empleo y asegurarnos de la conservación de la flora y la fauna que nos rodean.

Desventajas de las semillas de cáñamo

No resulta fácil resaltar algún inconveniente o desventaja de las semillas de cáñamo, puesto que es una de las semillas más completas, a nivel nutricional, que existen en la naturaleza. Sin embargo, su precio es todavía relativamente elevado en comparación con otras semillas y aceites de origen vegetal. La creciente expansión de su cultivo y la popularización de su consumo está consiguiendo que cada vez más agricultores y compañías del sector alimentario se interesen por este alimento.

Solo nos queda esperar que este creciente interés por el cáñamo, posibilite una gradual bajada de precios debido a la mayor disponibilidad.

Situación legal del Cáñamo en España

Actualmente, la Unión Europea (UE) permite la producción de cáñamo industrial y hortícola cuando el contenido en tetrahidrocannabinol (THC), el elemento psicoactivo que contiene, se encuentra por debajo del 0,2% (tradicionalmente el límite estaba fijado en 0,3% pero fue modificado en 2002). En este sentido, el Real Decreto 1729/1999 del 12 de noviembre de 1999 autoriza 25 variedades de cáñamo industrial para el cultivo en España. Las semillas de estas variedades tienen que estar certificadas por la UE para que su cultivo sea legal. El Real Decreto también establece las normas para conceder las subvenciones económicas para el lino y el cáñamo destinados a la producción de fibras, semillas y biomasa.

En España, las variedades de cáñamo autorizadas según el Real Decreto 1729/1999, de 12 de noviembre, por el que se establecen las normas para la solicitud y concesión de las ayudas al lino textil y al cáñamo son:2 Beniko. Bialobrzeskie. Carmagnola. Cs. Delta­Llosa. Delta 405. Dioïca 88. Épsilon 68. Fasamo. Fédora 17. Fédora 19. Fedrina 74. Félina 32. Félina 34. Ferimón. Fibranova. Fibrimón 24. Fibrimón 56. Futura. Futura 75. Juso 14. Kompolti. Lovrin 110. Santhica 23. Uso 31.

Los apoyos al cultivo de cáñamo también están aumentando lentamente en Europa. Ya existen instituciones tecnológicas que realizan investigaciones en diferentes campos, como la bioconstrucción, las mezclas de micro fibras con polímeros, etc. desde hace muchos años. Asimismo, se está produciendo una revolución en el campo médico: muchos laboratorios de todas partes del mundo están interesados en este producto y en el estudio de los diferentes derivados medicinales que se obtienen del cáñamo industrial, como el CBD, THCV, CBDV, THCA, CBG, y CBC, que pueden ayudar a tantas personas que padecen todo tipo de enfermedades.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad