Lo que debes saber de los filtros antiolor

Filtros antiolor. Cómo funcionan. Cómo escogerlos. Cómo utilizarlos.

Weedo
Weedo | Co-CIO
26/07/2021 | Actualizado: 26/07/2021 26/07/2021
0 | 0 0 valoraciones
122
Lo que debes saber de los filtros antiolor
Compartir:

El aroma, esa refinada fragancia que nos enloquece y tanto anhelamos en nuestras plantas, puede convertirse en fuente de problemas cuando se aproxima la cosecha. Si crees que el perfume de tus flores puede llegar a olfatos malintencionados, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber de los filtros antiolor y cómo solucionar los problemas antes de que aparezcan.

¿Cómo funcionan los filtros antiolor?

Estos filtros se componen de tres elementos: una carcasa que actúa a modo de contenedor, un relleno compuesto por carbón activo, y una camisa de material geotextil a modo de funda que lo recubre todo. Pero, ¿Cuál es el papel y la importancia de cada elemento?

  • Carcasa: puede fabricarse tanto de plástico como de metal, aunque la mayoría son metálicas por su mayor resistencia, relegando el plástico a modelos pequeños de gama económica. Son de geometría cilíndrica pudiendo tener distintas proporciones largo/ancho, por lo que siempre encontraremos un modelo que se adapte a nuestra zona de cultivo. Algunos modelos permiten desmontar la carcasa y renovar el carbón activo cuando se agota, pudiendo así reutilizar parte del filtro en vez de desecharlo al completo.

  • Camisa: compuesta generalmente de polietileno o poliéster, se instala sobre la carcasa para filtrar partículas suspendidas en el aire. Su papel es importante por varios motivos. El primero es que alarga la vida del sistema de extracción, evitando que sus componentes trabajen con aire sucio. El segundo es que alarga la vida del propio filtro, ya que si la suciedad llega al carbón activo, ésta tapa los poros del mismo y le resta eficacia. Para que la camisa cumpla correctamente su función, sólo debemos tener la precaución de mantenerla limpia y bien ajustada, ya que un exceso de suciedad reduce mucho el flujo de aire, hace que el extractor no funcione al máximo de su capacidad y podamos tener problemas de humedad y temperatura.

  • Carbón activo: es la parte más importante del conjunto, siendo responsable de la eliminación del olor propiamente dicha. Su secreto reside en el tratamiento de activación al que se somete durante su fabricación. El carbón “normal”, por su porosidad, tiene una superficie de 50 m2 por gramo. Si este carbón se somete a un tratamiento térmico, su porosidad puede aumentar hasta una superficie de 2500 m2 por gramo, pasando entonces a denominarse carbón activo o activado. En esta porosidad es donde se produce la eliminación del olor mediante un proceso llamado adsorción, que es simplemente la fijación de un compuesto químico a una superficie sólida. Por tanto, a mayor superficie interna mejor es el carbón activo, mejor elimina los compuestos volátiles del olor, y más tiempo es capaz de hacer este trabajo. La diferencia de precio entre dos filtros aparentemente similares, se explica generalmente por la diferencia de porosidad del carbón activo que contienen, así como en la cantidad del mismo. 

¿Cómo escoger un filtro antiolor?

Para seleccionar un modelo, tenemos que responder dos preguntas:

  • ¿Cuánto tiempo vamos a necesitarlo? Con un mantenimiento adecuado, un filtro de calidad dura años en funcionamiento sin perder eficacia, pero ¿realmente necesitamos estas  prestaciones? Si cultivamos poco, un filtro económico puede ser una buena solución. Si por el contrario mantenemos una intensa actividad agrícola, merece la pena adquirir un producto de mayor precio y calidad que nos asegure un buen funcionamiento sin mantenimiento durante años.

  • ¿Cuánto aire necesitamos mover? El filtro funciona bien dentro de un rango de parámetros, siendo el caudal de aire uno de los más importantes. Para la completa eliminación del olor, es necesario un tiempo de contacto mínimo entre el aire y  el carbón activo. Si la velocidad del aire dentro del filtro es demasiado alta, el olor no se eliminará en su totalidad. Para evitar esto, debemos respetar el caudal de diseño del filtro, haciéndolo coincidir con el del extractor. Esto no es una regla fija, podemos comprar un filtro un poco más grande de lo necesario y obtener ciertas ventajas: aseguramos un buen funcionamiento en condiciones difíciles con la floración avanzada, y una duración mayor en  el tiempo de lo que cabría esperar.

¿Cómo instalar y utilizar el filtro?

Como todo elemento de la extracción, deben seguirse unas reglas generales y otras particulares para su instalación.

  • El caudal de diseño del filtro, debe ser igual o mayor que el caudal del extractor.
  • Algunos filtros grandes son realmente pesados, debemos asegurarnos de que la estructura y los anclajes resistirán su peso.
  • La camisa del filtro ha de mantenerse limpia para asegurar un funcionamiento óptimo.
  • Las uniones entre los elementos del sistema de extracción deben ser herméticas, asegurando así que todo el aire que sale de nuestro cuarto es filtrado.
  • Para la instalación, debemos usar la cantidad de tubo estrictamente necesario. Instalar metros de más disminuye el caudal del extractor
  • La humedad alta afecta al funcionamiento del filtro, ya que las moléculas de agua compiten con las moléculas del olor en el proceso de adsorción. Una humedad superior al 70% reduce notablemente la eficacia del filtro, debiendo siempre mantenerla por debajo de este nivel. En caso de no conseguirlo, deberemos considerar aumentar la extracción, instalar un deshumidificador, reducir el número de plantas, o instalar un generador de ozono como mecanismo de seguridad adicional tras el extractor.

Conclusiones

El filtro antiolor es el principal elemento de seguridad del cultivo, siendo muy fácil de usar e instalar. Tan solo hay que elegir un modelo acorde al tamaño de nuestro  extractor,  limpiar regularmente la camisa, y mantener la humedad relativa por debajo del 70% para asegurar un buen funcionamiento. En caso de que queramos cultivar largo tiempo, es buena idea rascarnos un poco el bolsillo y comprar uno de calidad que nos asegure años de tranquilidad.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad