Si eres de los que considera a la maría como su mejor amiga, nada te gusta más para desconectar y relajarte que disfrutar de un buen porro, y siempre estás buscando nuevas fórmulas para degustar el cannabis, estás de enhorabuena; te vamos a contar las diversas formas de consumir cannabis que tienes disponibles.

Sí, porque sabemos que eso de liar a veces cansa y apetece probar cosas nuevas, por ello hemos querido preparar un post en el que te mostremos las diferentes alternativas al clásico porro, que aunque nunca le daremos la espalda, sí que lo combinaremos para mantener su encanto. ¿Te gusta la idea? Pues relájate, ponte tu canción favorita del rey Bob y toma nota. ¡Comenzamos!

Cannabis en seco, la opción más habitual

Nos fumamos la maría

Si eres un fumeta que merece la pena, podrás pasar al siguiente punto automáticamente. Es la opción más común y la que nunca falla, pues solo necesitas tener cannabis, papel de liar, un filtro y un mechero, o en su defecto cerillas, todo vale. De esta forma estarás absorbiendo aproximadamente el 20% del THC del cannabis, que no está nada mal, mientras que si la fumas en un bong el porcentaje aumentará hasta un 25 o 30 por ciento.

Cannabis vaporizado

Sabemos que de primeras el término “cannabis vaporizado” puede asustar un poco, pero te aseguramos que en cuanto lo pruebes te dará de todo menos miedo. Es un método cada vez más consumido, ya que el efecto será mucho mayor que el del porro tradicional, llegando a absorber hasta el 90% del cannabis de la planta, nada más y nada menos. Espera, no vayas todavía a comprar tu vaporizador, porque todavía hay más ventajas que te dejarán con la boca abierta.

Al librarte del fuego, tus pulmones quedan libres del dióxido de carbono producido por la combustión, algo que sin duda te agradecerán. También te podrás olvidar definitivamente del tabaco, ya que en el vaporizador tan solo tendrás que incluir hierba, y ya está. Ahora sí, echa un vistazo a nuestros vaporizadores y hazte con el tuyo. ¡A disfrutar!

¿Y el cannabis ingerido?

Consumir cannabis ingerido es una de nuestras opciones favoritas. Pero, ¿qué significa esto? Pues bien, consumir la marihuana vía oral, ya sea a través de recetas culinarias, en pastillas de marihuana deshidratada, rellenas de tintura, etc. De esta forma se consumirá una cantidad similar a la del vaporizador, aunque tendremos que esperar una hora aproximadamente hasta notar los efectos, así que no desesperes porque al final llegará. A nosotros nos encanta, aunque te recomendamos que lleves cuidado con la dosis y que no te excedas, siendo 0,5 gramos por ración la dosis ideal.

Infusión de cannabis

Si te gustan las infusiones tipo poleo, manzanilla o el té verde, espérate a probar las infusiones de cannabis, ¡vas a flipar! Con este método consigues extraer la mayoría de beneficios que ofrece el cannabis, y para ello lo único que tienes que hacer es, al igual que con cualquier otra infusión, sumergir la marihuana en agua muy caliente durante unos minutos. Unos 0,20 gramos por cada 200ml de infusión es más que suficiente. Pruébalo, a partir de ahora las infusiones serán tu bebida favorita.

¿Licor? Sí, de cannabis

Si te gusta tomar un licor en la sobremesa, te alegrará saber que ahora puede ser un licor de cannabis. Es mucho más fácil de lo que parece, y es que lo único que tiene que hacer es insertar la marihuana seca, unos 25 gramos por cada litro, dentro del licor. Te recomendamos que para ello utilices un recipiente de cristal y una vez hecha la mezcla lo dejes en un lugar fresco y oscuro. El alcohol del propio licor se encargará del resto, ya que diluirá la resina de la marihuana de forma natural. Deberás esperar entre seis y siete semanas, y después tan sol tendrás que pasarlo por un colador y guardarlo dentro de la botella. ¡A brindar! 

Extracciones de cannabis, una opción que te va a encantar

Hachís, una opción muy común

Seguro que en más de una ocasión habrás consumido hachís cuando te has quedado sin reservas de maría, por lo que no será nada nuevo para ti. El hachís se elabora extrayendo la resina de la marihuana a través de diferentes técnicas y prensándola posteriormente. De esta forma obtenemos el hachís, el cual podremos fumárnoslo o consumirlo con un vaporizador. Su efecto es más fuerte que el de la marihuana convencional, por ello debes tener cuidado, especialmente las primeras veces. Consumirás el 20% del THC del cannabis y una importante cantidad de CBD (cannabidiol).

Extracciones de butano BHO

Con una extracción de gas butano conseguirás la mayor concentración de THC, oscilando entre 30 y el 99 por ciento. Podrás optar entre fumarla en porro o en un vaporizador electrónico. Lo que más gusta a los que optan por esta opción es que se consigue un efecto muy directo. En poco tiempo y sin necesidad de tener que fumarte un porro completo. Con una sola calada tendrás más que de sobra para las próximas dos horas. De ahí a que sea muy recomendable para uso medicinal. Aunque puedes fumarla como un porro convencional. Lo cierto es que a través del vaporizador conseguirás aprovechar todavía más su potencia. Fumada absorberás el 20% como mucho, mientras que vaporizado obtendrás incluso más del 90%, ¿qué te parece?

Tinturas de cannabis

Las tinturas de cannabis nos encantan, y es que nos permiten disfrutar del efecto rápidamente y de manera muy potente. Sin tener que fumar ni vaporizar. Se trata de una extracción del CBD, la cual se puede medir en gotas, disuelta en algún comestible. Preferiblemente aceite de oliva.

Uso cutáneo

Si quieres disfrutar de los efectos del cannabis sin necesidad de fumar, vaporizar, ni ingerirlo. Te gustará saber que también puedes aplicarlo en forma de pomada. Esta opción es muy recomendable para uso medicina, aplicando el producto directamente sobre la zona afectada. Ayudando además a calmar dolores o molestias gracias a su efecto antiinflamatorio.

Para ello se extrae el cannabidiol de la planta, y posteriormente se derrite junto a aceite de coco. Al igual que hacemos con la mantequilla cuando queremos hacer un postre de cannabis. Su efecto será muy potente, y además su uso también es completamente legal. ¿A qué estás esperando para probarla? Pues aquí tienes algunas de nuestras formas favoritas de consumir el cannabis. Que se alejan del tradicional porro, ¿qué te han parecido? No dudes en probarlas porque no tenemos ninguna duda de que te encantarán. Y si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.