En el mundo del cannabis medicinal y lúdico, cada vez son más los cultivadores que se interesan por esta técnica de cultivo. La razón, es que se trata de un sistema ideal, con el que podemos mantener controlados todos los parámetros del cultivo, en todo momento.  En los sistemas de cultivo hidropónicos, se optimiza el aprovechamiento de los nutrientes, maximizando el rendimiento de nuestras cosechas.

En el artículo de hoy os mostraremos todo lo necesario para montar vuestro propio sistema de cultivo hidropónico en casa.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL CULTIVO HIDROPÓNICO

La hidroponía es confundida muchas veces con el "cultivo de plantas en agua", cuando en realidad, se refiere al "cultivo sin utilizar tierra" o sin utilizar sustratos orgánicos. Existen diversos materiales que pueden ser utilizados para cultivar vegetales en sistemas hidropónicos, como la perlita, la lana de roca, fibra de coco, poliestireno expandido, cascarilla de arroz, virutas, arcilla expandida, vermiculita, etc.

Cultivo hidroponico

Estos sustratos inertes, no poseen ningún nutriente asimilable para las plantas, en su composición, por lo que todos ellos deberán ser administrados en la solución de riego. Las plantas absorben todos los componentes que necesita para desarrollarse, de una solución nutritiva ideal, para cada estadío de desarrollo. Esto nos permite mantener un control mucho más estricto del programa de fertilización de nuestro cultivo, que cuando cultivamos en tierra.

En los sistemas de cultivo hidropónico, el agua circula continuamente, o en ciclos de riego, empapando las raíces, de modo que las plantas absorben directamente los nutrientes. Para ello se utilizan bombas de agua sumergibles que impulsan el agua, haciéndola circular por todo el sistema de riego. Es importantísimo emplear siempre agua de calidad,  controlando en todo momento el pH y la conductividad eléctrica para obtener los mejores resultados.

¿CUALES SON LAS TÉCNICAS DE CULTIVO HIDROPÓNICO MÁS POPULARES?

Hoy en día existen en el mercado numerosos sistemas de cultivo hidropónicos, ya preparados y listos para montar. Algunos de ellos son:

- Las macetas Horti Pot, que consisten en un cubo lleno de solución nutritiva, con una rejilla sobre la que se colocan las plantas. Las raíces crecen directamente en el agua, y se le suministra oxígeno utilizando una bomba de aire, como las utilizadas en los acuarios.

- Los sistemas de inundación y drenaje (Ebb & Flow), en los que las plantas se colocan en sustrato inerte como lana de roca, sobre bandejas de riego que son inundadas y drenadas en cada riego.

- Sistemas de goteo, similares al anterior, pero el riego se realiza mediante un sistema de goteo, en lugar de por inundación.

- Otro de los sistemas hidropónicos más empleados por los cultivadores de marihuana, son los sistemas NTF (Nutrien Film Technic). En este caso, se utilizan sistemas de tuberías de PVC interconectadas entre sí, por las cuales circula la solución de nutrientes impulsada mediante una bomba de agua sumergible.

 Estos kits o sistemas ya preparados, ofrecen la ventaja de que están diseñados por profesionales para ser muy sencillos de instalar y mantener.  Sin embargo, pueden tener un coste elevado para algunos bolsillos, o no ser muy accesibles en la zona donde vivís.

No os preocupeis, porque en este artículo os vamos a enseñar cómo construir vuestro propio cultivo hidropónico en casa, de forma muy fácil, con materiales al alcance de todos, y con un coste muy reducido.

CONSTRUYENDO TU PROPIO SISTEMA DE CULTIVO HIDROPÓNICO EN CASA

Como hemos visto existen muy diversos métodos para montar tu propio sistema de cultivo de cannabis hidropónico. En esta ocasión vamos a mostrar una de las más utilizadas por su sencillez y eficacia, utilizando tuberías de pvc cortadas a medida, basado en el sistema NTF.

sistema de cultivo hidroponico

MATERIALES NECESARIOS:

- Tubería de PVC de entre 100 y 150 mm de diámetro. La longitud dependerá del tamaño de vuestro diseño.

- 4 Codos de PVC del mismo diámetro.

- Goma de riego de 16 mm. Con dos o tres metros tendremos suficiente.

- Patas de metal o mesa para sostener la instalación. Las utilizadas para las estanterías metálicas atornillables son ideales, porque se pueden adaptar a todas las medidas. Y son muy baratas de adquirir.

- Sierra para cortar la tubería. O bien, podéis pedir que os lo corten a medida en el establecimiento donde lo compreis.

- Pegamento para PVC y teflón.

- Maceteros de plástico con rejilla, especiales para hidroponía.

- Broca cilíndrica para hacer los agujeros donde pondremos los maceteros.

- Un depósito de unos 100 litros, con tapa para la solución de riego.

- Otro depósito de entre 50 y 100 litros para el desagüe.

- Bomba de agua, sumergible de unos 25w.

- Bomba de aire. Como las utilizadas en los acuarios.

- Arlita (arcilla expandida)

- Temporizador digital.

- Bridas para sujetar el sistema a la mesa de cultivo.

MANOS A LA OBRA!

Una vez tenemos todos los materiales, en primer lugar prepararemos la mesa o soporte del cultivo, y cortaremos los tubos a la medida que hayamos escogido.

esquema de cultivo hidropónico

Seguidamente hacemos los agujeros donde irán colocadas las plantas dejando un espacio de al menos 15 o 20 cm entre cada uno de ellos. Y los unimos utilizando los codos, el teflón y el pegamento. Es importante asegurarse de que todo el sistema queda estable, sujetándolo con bridas muy bien a la estructura de soporte.

Colocaremos las macetas con un poco de arlita en los huecos habilitados para ellas, y ya solo nos queda instalar el depósito de riego y la bomba de agua, como veis en las imágenes. En este caso hemos optado por un sistema de recirculación del agua, es decir, al final del trayecto, instalamos un desagüe, de tal modo que el agua vuelve a regresar al tanque de la solución de riego.

Por último colocaremos la piedra difusora conectada a la bomba de aire para ayudar a mantener bien oxigenada la solución de riego.

Como veis, es bastante sencillo, y está al alcance de todos, construir un cultivo hidropónico en tu propia casa.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Siempre que trabajemos con un cultivo hidropónico, deberemos extremar las medidas de higiene y protección de la zona de cultivo frente a plagas inesperadas. Al tratarse de sistemas en los que las raíces se encuentran "desnudas", siendo más vulnerables al ataque de ciertos patógenos. Procuraremos mantener siempre la limpieza del lugar, y las medidas de prevención para no introducir plagas potencialmente dañinas para nuestras plantas.

Igualmente, y como en otros sistemas de cultivo indoor, debemos ser muy cuidadosos con la seguridad de las instalaciones eléctricas, para evitar accidentes. Así como comprobar muy bien que el sistema no tiene ninguna fuga de agua ni otro problema técnico que pudiera ocasionarnos un funcionamiento incorrecto del sistema.

Por último, pero no menos importante, recomendamos trabajar siempre con los mejores fertilizantes especiales para cultivos hidropónicos, diseñados específicamente para cubrir las necesidades de las plantas de cannabis.