Guía para transplantar marihuana después de germinar

Esto puede que suene muy fácil y la verdad es que el proceso es muy sencillo pero hay que tener mucho cuidado de hacerlo todo de la manera correcta para que las raíces y la planta no sufran durante el traslado a su nueva o provisional zona de crecimiento. Para eso tienes una guía para trasplantar la semilla de marihuana después de germinar, para que no te pierdas en ningún momento.

Y de paso te doy algunos consejos que te pueden venir bien y que no sabias que podías usar para aprovechar al máximo el rendimiento de tus plantas. Dicho esto vamos a comenzar por lo primero que es germinar semillas de marihuana.

 Pasos para trasplantar la semilla de marihuana

Pasos para trasplantar marihuanaLo primero es germinar las semillas así que puedes empezar con el método del papel o el del agua. Recuerda que para que las semillas se abran tienen que tener humedad, oscuridad y una fuente de calor. Después de que estén abiertas comenzamos con los pasos para trasplantar la semilla de marihuana.

Paso 1: El primer tallo de la planta

El primer tallo de la plantaPara que el primer tallo de la planta pueda crecer asta tener una altura aceptable, dependiendo de la planta y de su ritmo pueden pasar unas dos semanas o puede que más, según su ritmo de crecimiento, pero para poder llegar a esto, primero tienes que coger las semillas después de abiertas, y colocarlas en una zona de tierra, maceta, jiffy o similares. Cuando veas que va cogiendo una altura ( lo mejor es poner las semillas en una zona pequeña y controlada). Para que cuando veas que ha crecido lo suficiente pasarla al siguiente nivel. Si la vas a plantar directamente en la tierra o a una maceta de mayor tamaño. Tienes que tener cuidado en estos aspectos:

  1. Cuando realices el trasplante, si puede ser en un día nublado, perfecto. Pues no le puede dar la luz solar a las raíces de manera directa.
  2. Sea donde sea que vayas a dejar tu planta en el nuevo lugar. Prepara el hueco con antelación pero sin que la tierra quede muy aplastada. Esto puede dificultar a las raíces a abrirse paso y extenderse para absorber más nutrientes.
  3. Ten mucho cuidado de no tocar el tallo, pues es muy delicado. Al igual que las raíces por ser aún demasiado frágiles.
  4. Cuando la tengas plantada solo te queda dejar un poco la base del tallo introducida en la tierra. Para que cuando crezca tenga un tallo más ancho y resistente.
  5. Después de haberla dejado en la tierra, intenta que este enfocada de manera directa al sol o focos. Porque si no lo haces, provocaras que la planta tenga que girarse demasiado. Esforzarse por obtener el calor necesario para crecer.
  6. Y por último regarla con mucho amor y fertilizante.

Paso 2: Trasplante final o no

Trasplante final o noEsto es algo que dependiendo de como procedas y de si has realizado el trasplante final o no puede que tengas que repetir el mismo proceso que en el primer paso de la misma manera y sin saltarte nada.

Así que si sigues los pasos que te he comentado en ese mismo orden. Sin variaciones de ningún tipo deberías de poder ver como tu producción va creciendo. Como último consejo, si quieres tener todas tus plantas con grandes recompensas y cogollos te recomiendo que uses semillas feminizadas para asegurar el máximo rendimiento de la plantación y que tus esfuerzos se vean recompensados.