Aprende a germinar en SeptiembreEste mes se podría decir que es la mitad del Otoño por lo que si tienes hijos te viene de perlas al tener tu un espacio sin que te molesten con gritos y esas cosas pero bueno, de todas formas aquí has venido a aprender a germinar semillas de marihuana en Septiembre así que en un momento te empiezo a explicar todo para que lo puedas hacer de un tirón y sin complicaciones. Por lo que para empezar y es algo que se repite mucho. Aunque no pueda evitarse es el momento de elegir semillas para el cultivo.

Si donde van a estar las plantas hay ventanas puedes tener algunas semillas autoflorecientes allí para que crezcan sin que tengas la necesidad de tener un foco apuntándoles las 24 horas, algo que viene de perlas para reducir el coste de tu factura de la luz.

También cabe destacar que al estar llegando a la temporada de frío vas a tener que tener el lugar muy bien controlado y sin aberturas para que tus plantas no sufran y estén a una temperatura constante, para esto viene muy bien tener calefacción centralizada o bien tener ventiladores de aire caliente.

Pasos para germinar semillas de marihuana en Septiembre

Pasos para germinar en SeptiembreLos pasos que te voy a explicar son muy sencillos pero si de todas formas tuvieses alguna duda sobre el proceso que voy a elegir hay más posts en el blog que te pueden aclarar las ideas.

Los primeros pasos para germinar semillas en Septiembre son la germinación de las semillas de marihuana, para esto voy a elegir el método del algodón y luego el de lana de roca.

  1. Empezamos con dejar las semillas en algodón por unas 12 horas; con el algodón húmedo y una fuente de calor constante de 22 grados. Cuando las tengas abiertas lo que tienes que hacer es introducirlas en la lana de roca durante el tiempo necesario. Para que las semillas crezcan y veas el primer tallo de la planta.
  2. Luego solo tienes que trasplantarlas a las macetas que tienes ya preparadas. Controlando el PH de la tierra para que sea favorable el cultivado. Si ese va a ser su lugar final para que puedan crecer asta ser unos arbustos. Ten en cuenta que vas a necesitar un foco para estimular que las plantas crezcan a su ritmo; si no has escogido las autoflorecientes y si no tienes ventanas en ese lugar.
  3. Después solo tienes que ir viendo el avance de las plantas y usando fertilizante. Y abonos de crecimiento para que crezcan más rápido.
  4. Pero después de haber conseguido todo esto, llegamos a la parte complicada. En el proceso deberían de haber transcurrido unos dos meses más o menos. Por lo que te encontrarás en el invierno de lleno. Ten mucho cuidado de que las plantas no sufran cambios de temperatura bruscos. Ni de que cojan alguna infección tipo plagas o hongos. Esto puede debilitar a tus plantas y llegar a matarlas si se te pasa este punto por alto.

Después solo tendrás que tener listas las tijeras de podar y empezar a sacar beneficios. Después de haber pasado por algunas complicaciones que te ofrece Septiembre.