¿Qué debes hacer para germinar marihuana en lana de roca?Bueno, pues aquí estamos otra vez para ayudarte y explicarte las mejores maneras que existen para germinar semillas de marihuana. Lo que tienes que hacer para germinar semillas de marihuana en lana de roca es un proceso muy sencillo al de germinar en jiffy, pero bueno vamos a empezar por lo básico, lo primero es germinar la semilla por lo que los métodos más usados para esto son:

  1. Germinar con agua
  2. Germinar en papel
  3. Plantar en algodón
  4. Germinar en tupper

Guía para germinar semillas de marihuana en lana de roca

Guía para germinar semillas de marihuana en lana de roca
Aquí tienes una guía para germinar semillas de marihuana en lana de roca que te pueden ayudar a que salgas del aprieto por si te pierdes en algún punto del proceso.

  • El método que elijas es cosa tuya pero a mi los que más me gustan son los de germinar en agua y en papel por su gran facilidad y porque tienen un gran porcentaje de que todas las semillas que pongas tienen un gran porcentaje de éxito para abrirse (se recomienda usar semillas pequeñas para que el proceso sea más rápido y las semillas se abran con más facilidad).  Aunque si germinas en agua tienes que tener controlado el PH de esta más o menos en 6 o 6'5 y a una temperatura constante de 22º dejándolo en oscuridad y con una fuente de calor, el ventilador del ordenador puede valer.
  • Luego tienes que dejar la lana de roca sumergida en agua unas 12 horas aproximadamente. Para que cuando tus semillas ya estén abiertas no tengas que esperar más de lo necesario. Después de pasado este tiempo sacas la lana del agua. Le quitas el exceso de agua presionándola pero sin pasarte de fuerza.  Es recomendable que también controles el PH de la lana cuando la dejes en el agua por sus propiedades alcalinas. Por lo que después de haber estado a remojo debería ser perfecta para poder poner la semilla en ella.
  • Después solo tienes que coger la semilla con las manos limpias o unas pinzas si no estás muy convencido. Introducir la semilla en la lana a poca distancia de la superficie. Ahora toca esperar unos días y veras la evolución de la semilla. Cuando este sobresaliendo de la superficie de la lana es el momento perfecto para que la coloques en el lugar que tienes pensado para ella. Tanto para el exterior como para el interior.

Una ventaja de usar lana de roca es que en el momento en que la semilla ya esta dentro de ella; absorberá la humedad extra de las raíces. Esto hace que las raíces no lleguen a pudrirse ni nada por el estilo. Permitiendo a las semillas crecer con normalidad y sin sustos que te fastidien todo lo conseguido.

Como ya te he comentado al principio del post. Este proceso es muy similar en muchos aspectos con el de germinar en jiffy. Por lo que si te llama la atención esta otra manera puedes ir a echarle un vistazo. Y ver cual de los dos caminos para germinar escoger.