Aprende a germinar semillas de marihuana en coco

Más de uno estaréis pensando: esto ya es lo último que me faltaba por ver! ¿Aprender a germinar semillas de marihuana en coco? Qué va a ser lo próximo, marihuana light sin THC que no coloca?

Pero no van por ahí los tiros, aunque casi. Se trata de aprender a germinar nuestras semillas de marihuana favoritas; en un sustrato orgánico y 100% natural elaborado con fibra de coco. Es decir, con las fibras de la cáscara de los cocos una vez seca y triturada.

Este sustrato elaborado a partir de las fibras del coco; es uno de los mejores que podemos escoger para poner a germinar semillas de marihuana. Porque es muy esponjoso; favoreciendo la expansión de las raíces con mucha más facilidad que en otros tipos de sustratos a partir de turbas. Además es inerte y está esterilizado. Así que nuestras recién nacidas estarán a salvo de posibles bacterias o microorganismos que pudieran dañarlas.

¿Cómo germinar semillas de marihuana en coco?

¿Cómo germinar semillas de marihuana en coco?

El proceso de como germinar semillas de marihuana en coco es muy sencillo y similar a otros métodos como del de germinar marihuana en jiffys de turba prensada, solo que en esta ocasión utilizaremos el coco y tendremos que tener alguna consideraciones que hacen de este método un poco diferente. Pero no os asustéis, pues el proceso es bastante fácil y los resultados merecen la pena!

Lo primero que tenéis que saber es que la fibra de coco suele comercializarse en pequeños bloques prensados. Los cuales hay que hidratar sumergiéndolos en agua de modo que multiplican su tamaño hasta por 5. Resultando un sustrato super esponjoso y con una enorme capacidad de aireación.

Otra peculiaridad sobre la fibra de coco es que es un sustrato inerte. Esto significa, que no posee ningún nutriente ni microelemento en su composición. Lo cual no nos importa para la germinación. Porque las semillas tienen en su interior todas las reservas de nutrientes; que las plantas necesitan para la germinación y los primeros días de vida. Sin embargo si queremos continuar todo el ciclo de cultivo utilizando el coco. Deberemos añadir externamente todos los nutrientes de la planta, es decir su alimento. Esto nos obligará a llevar un mayor control sobre la fertilización del cultivo; porque cualquier carencia afectará más a las plantas.

Por último, otro factor importante a tener en cuenta para germinar semillas de marihuana utilizando fibra de coco. Es que este sustrato posee poca capacidad de retención del agua y la humedad. Por lo que se secará con más rapidez y tendremos que estar más atentos a los riegos.

Pasos a seguir con este método

Una vez hechas estas aclaraciones importantes. Pasamos por fin a contaros los pasos a seguir para utilizar este método de germinación:

  • Lo primero que tenemos que hacer es visitar nuestra web de confianza de Semillas Baratas de calidad, para escoger cual de las grandes campeonas cannabicas queremos poner a germinar.
  • Una vez hecho esto, necesitamos hidratar los ladrillos de coco prensados o los jiffys de coco. Para ello, si son bloques los podéis poner en un cubo e ir añadiéndole agua; hasta que veáis que queda suelto y homogéneo y ya no absorbe más agua.
  • Si utilizáis jiffys de coco prensados el proceso es el mismo que para los jiffys normales. Se hidratan en una bandeja añadiéndoles agua hasta que se hinchen por completo.
  • Ya tenemos el sustrato de coco totalmente hidratado. Así que es el momento en el que necesitaremos una bandeja semillero; o unos maceteros pequeños para poner la fibra de coco en el interior. Si no tenéis estas bandejas,  unos vasos de plástico os pueden servir. Pero aseguraros de hacer algunos agujeros en el fondo para que pueda drenar el agua y no queden encharcados.
  • Por último solo nos queda colocar cada semilla; a una profundidad de medio centímetro y ponerlas en un lugar cálido y acogedor.
  • Esperaremos unos días controlando la humedad y temperatura frecuentemente. Y si hemos seguido todos los pasos bien, entre 3 y 7 días veremos nacer todas nuestras semillas; germinadas en fibra de coco. Tanto o más bellas que en cualquier otro sustrato.

Después de que la semilla ya haya nacido y tenga algunas raíces fuera. Es el momento de trasplantar al lugar para crecimiento oportuno. Yo te recomiendo un sustrato con una mezcla alta de coco, turba de calidad y perlita. Aunque también podéis continuar durante todo el cultivo y experimentar con el coco. Teniendo en cuenta siempre que es un sustrato inerte; y debemos añadir en el riego todos los nutrientes que necesitan las plantas. Para que desarrollen sanas, fuertes y sin carencias.

Ventajas y desventajas de germinar en coco

Ventajas y desventajas de germinar en coco

La mayor ventaja de germinar en coco como ya he comentado antes. Es la de que al ser un material bastante esponjoso permite a la semilla poder respirar con mayor intensidad; y extenderse fácilmente. Lo que hace que la semilla crezca más rápido y con más potencia. Reduciendo así algunos días de plantación hasta la ansiada cosecha.

Esto también puede ser una ventaja si decidimos cultivar hasta la cosecha utilizando sustrato de coco. Porque al secarse más rápido tendremos que regar más frecuentemente. Es decir, podremos alimentar más a nuestras mimadas plantas.

Una ventaja de usar coco es que es muy esponjoso. Lo que permite a la semilla  respirar con más fuerza. Aumentando la velocidad de crecimiento y permitiendo que la planta crezca más fuerte y resistente.

Otra ventaja es que si nos pasamos con el abono. Es más fácil realizar un lavado de raíces y sustrato porque tiene menos capacidad de retención hídrica. Esta misma capacidad hace además que tenga mucha menos tendencia a compactarse y apelmazarse. Cuando se moja, de manera que las raíces pueden sentirse muy cómodas y crecer muy rápido.

Una desventaja de germinar en coco es que al no ser un material que contiene vida. Hay que abonar casi en cada riego y controlar muy bien todos los parámetros. Como Ph y electro conductividad del agua y del sustrato.

El consejo de Weedo

Una vez más llegamos al final del artículo de hoy, y con ello llega el momento del consejo de Weedo; para los que os animéis a probar la fibra de coco para germinar semillas de marihuana.

Si tenéis al típico vecino cotilla con mucho tiempo libre y una vida aburrida. Tal vez es buena idea pasaros al coco. Y os preguntareis ¿qué tiene que ver esto? Pues bien, como hemos comentado; los bloques de coco son pequeños y luego multiplican su tamaño. Con lo cual unos cuantos bloques dan para bastantes maceteros. Y los podemos llevar a casa discretamente en una bolsa sin levantar sospechas; como cuando subimos en el ascensor con 4 sacos de tierra y el vecino chismoso. Sobre todo si nuestra casa no tiene balcón ni terraza ;D

Además si os decidís por semillas autoflorecientes podréis disfrutar de ventajas extra si las unís a las propiedades del sustrato de coco. Estas semillas han demostrado adaptarse muy bien a las características de la fibra de coco como sustrato.

Pues favorece el desarrollo óptimo de las raíces manteniendolas oxigenadas en todo momento. Las variedades autoflorecientes son especialmente sensibles a sustratos muy duros; o apelmazados con poca aireación. De modo que expresan todo su potencial con mucha mayor facilidad; en sustratos muy esponjosos como la fibra de coco.

Así que si queréis comprobar vosotros mismos las ventajas del coco; no dudéis en animaros y poner en práctica lo aprendido. Si seguís bien todos los pasos, los resultados os impresionarán con una cosecha generosa y de calidad.

Muchas gracias por seguirnos.

Salud y buenos humos!