Casi todos recordaréis haber realizado este experimento en clase de ciencias cuando erais pequeños para ver como germinan las semillas. La diferencia es que ahora realizaremos la germinación de semillas de marihuana en algodón. Pudiendo observar paso a paso todo el proceso desde la hidratación de la semilla; hasta la aparición del rizoma o primera raíz.

En primer lugar, nos gustaría aclarar; que en Semillas Baratas, este no es nuestro método de germinación preferido. Sin embargo, lo consideramos un gran experimento de aprendizaje. Mediante el cual podremos ver y analizar en primera persona; cómo se desarrollan nuestras semillas de marihuana favoritas desde el inicio.

Lo que ha de quedar claro seamos expertos o principiantes; es que este método solo sirve para el proceso de la germinación. Es decir, hay que plantar la semilla en su sustrato definitivo una vez que esta se haya abierto; y aparezca la pequeña raíz blanca.

¿Por qué plantar las semillas de marihuana en algodón y no en tierra? Ventajas e inconvenientes

Este es un tema controvertido y que siempre genera bastante debate entre los cultivadores de cannabis. Ya que hay ventajas e inconvenientes sobre plantar las semillas de marihuana en algodón.

Ventajas principales de germinar semillas de marihuana en algodón:

  • Podemos ver y controlaren cada momento el estado de la semilla. Esto nos viene bien, cuando trabajamos con variedades inestables; o con semillas viejas o de las que tenemos muy poca cantidad.

  • Podemos ver si la cubierta de la semilla se ha abierto o no.

  • Podemos ver si ha nacido la raiz y en qué estado de desarrollo se encuentra.

  • Controlar mejor las condiciones óptimas de humedad y temperatura en la fase de germinación. Aunque si escoges semillas autoflorecientes te pedirán la presencia del sol para poder crecer sanas y fuertes.

Los inconvenientes que podemos encontrar son:

  • Corremos el riesgo de qué la raíz de la semilla recién nacida se enrede entre los hilos del algodón al crecer, pudiendo llegar a estrangularse o romperse. 

Así que si os decidís a realizar este experimento debéis ser muy cuidadosos; a la hora de manipular las semillas recién germinadas, así como los algodones que las contienen.

¿Qué necesitas para germinar semillas de marihuana en algodón?


Lo que necesitas para germinar semillas de marihuana en algodón son elementos muy sencillos de conseguir.Llevar a cabo este proyecto es muy sencillo y se puede realizar con materiales que todos tenemos en casa; o que podemos adquirir por muy poco dinero y esfuerzo. Estos elementos son:

  • Algodón del que venden en farmacias para limpiar las heridas de la piel.

  • Un envase o recipiente donde alojaremos el algodón con las semillas para ponerlo a germinar. Es importante que lo podamos tapar para protegerlo de la luz directa. Preferiblemente utilizar esos envases generalmente de cartón; en los que vienen los huevos en el supermercado.

  • Agua a ser posible agua destilada o embotellada.

  • Fuente de calor. Para aportarles si las temperaturas durante la noche o el día bajan de 21-22ºC. Para esto nos puede servir una manta eléctrica especiales para germinación y mini invernaderos o propagadores. Así como una estufa eléctrica, un modem, router o un foco o bombilla a cierta distancia; para que produzca el calor que las semillas necesitan para romperse y germinar.

Recordamos que las semillas deben estar a oscuras, así que se cubrirá el envase. Donde se aloje el algodón con un paño o se introducirá dentro de una caja o en otro sitio oscuro. ¡Ya podemos ponernos manos a la obra y comenzar el experimento!

Pasos a seguir

Estos son los pasos a seguir y que no puedes saltarte para que el proceso tenga éxito. Para empezar debemos tener claro el número de semillas que pretendemos poner a germinar. Para poder elegir el tamaño del recipiente y la cantidad de algodón que utilizaremos. Lo ideal es utilizar un trozo de algodón para cada semilla; nuestra amiga marihuana es una planta muy competitiva.  Le gusta tener su propio espacio para desarrollarse expresando todo su potencial. De esta forma evitamos también que las todavía débiles raíces se enreden entre sí; dificultando el posterior proceso de plantado al sustrato definitivo sin dañarlas.

Vamos a enumerar el proceso en unos sencillos pasos para que sea más fácil e intuitivo:

  1. Cogemos cada trozo de algodón y lo ponemos en el tupper, huevera o bandeja.

  2. Humedecemos los algodones con agua destilada para que queden bien mojados pero no encharcados. Llegando a tirar el resto de agua sobrante de la bandeja si fuera necesario.

  3. Ahora toca coger cada semilla y colocarla en el interior de cada trozo de algodón. Doblándolo de tal modo que quede la semilla cubierta por todos lados; como si hiciésemos una empanadilla con la semilla en el interior.

  4. Solo nos queda cubrir el tupper o huevera. Sin cerrarlo totalmente hermético para que se renueve el aire; y evitar la condensación y que se puedan pudrir las semillas.

  5. Y por último colocarlo en algún lugar cálido; recordamos que la marihuana no puede germinar si la temperatura en el ambiente es inferior a 20 - 21ºC.

Después solo tendrás que esperar unos días para que la semilla germine. Y empiece a tener esas raíces que son tan delicadas. Indicándonos que es el momento de traspasarla a un sustrato donde se sienta cómoda; y tenga todos los mimos y cuidados necesarios para convertirse en una exuberante planta adulta.

¿Qué es mejor, quitarle el algodón o no?

Una vez llegado a este momento, nos enfrentamos a la pregunta crucial: ¿Quitamos el algodón o no? En el mundo cannábico existen opiniones de todo tipo, tanto a favor como en contra. La opinión del equipo de Semillas Baratas es que siempre retiremos el algodón por completo antes de plantar. Eso sí, debemos realizar este proceso con muchísimo cuidado para evitar dañar o incluso partir las recién nacidas raíces.

En principio, no debe haber problema si no hemos apretado demasiado el algodón contra la semilla. Las raíces no deberían tener muchos problemas en abrirse paso y extenderse normalmente; sin enredarse con los hilos de algodón.


El consejo de Weedo

Y así, llegamos sin darnos cuenta al final del artículo y con ello, los consejos o trucos de Weedo.

Esta vez, no tengo mucho más que aportar debido a la sencillez del experimento y de los pasos a seguir. Lo que sí os puedo desvelar es mi método preferido; a la hora de hacer experimentos de germinación de semillas y propagación por esquejes. Y no es otro que el mini invernadero o mini propagador. Es ideal para mantener todos los parámetros de humedad; y temperatura bien controlados en todo momento. Actualmente los puedes encontrar en todos los grow shops a precios muy asequibles.

¡Ah! ¡Casi se me olvidaba, pero es muy importante! Durante todos los procesos en los que vayáis a germinar semillas de marihuana; seáis muy cuidadosos con la higiene y la limpieza del entorno. Las manos y todos los utensilios en todo momento. De este modo, evitaremos introducir bacterias, microbios y otros organismos; que pueden ocasionar la aparición de moho llegando a causar que se pudran las semillas.

Espero que os haya gustado el artículo y os animéis a realizar el experimento; para que impresionéis a vuestros mejores amigos y familiares más allegados. Con vuestros conocimientos en botánica aplicada que cada día crecen más y más.

Nunca fue tan bonito aprender. Y es que ya lo dice el refrán: La letra con yerba entra! ;D

Salud y buenos humos.El consejo de Weedo