¿Cómo germinar semillas de marihuana en agua?
Puede que os parezca una locura, pero las semillas de marihuana también se pueden germinar en agua. Este método puede sernos útil cuando queremos germinar semillas que son viejas, si tienen más de dos años y para variedades poco estables y con un poder germinativo débil.

Como hemos visto en anteriores entradas del blog sobre cuanto tarda en germinar una semilla de marihuana, las semillas de cannabis sólo necesitan una temperatura y humedad adecuadas y constantes para salir de su estado de latencia y germinar. Estas condiciones ideales son:

  • Temperatura entre 22 y 28ºC  (Si la temperatura es inferior a 20ºC es muy difícil que las semillas germinen correctamente.
  • Humedad: Lo ideal es que la humedad ambiental esté entre el 70 y 90%.
  • Sustrato de germinación: el sustrato debe estar siempre húmedo pero no excesivamente empapado.

Ahora que ya tenemos claros estos sencillos principios, podemos ponernos manos a la obra y explicar los pasos a seguir para germinar semillas de marihuana en agua y saquéis el mayor partido a vuestras mejores cepas de cannabis.

Cuidados específicos para germinar semillas de marihuana en agua

Cuidados específicos para germinar semillas de marihuana en agua
Los cuidados específicos para germinar semillas de marihuana en agua son muy importantes. Tanto si tenéis poco espacio o no queréis utilizar los jiffys u otros sustratos para germinar. Solo necesitaréis un vaso o un bol y agua destilada o embotellada de mineralización débil. Otro ingrediente muy útil, aunque no indispensable es unas gotas de agua oxigenada, a continuación os explicaremos para qué.

Una vez tenemos todo lo necesario, el proceso es muy sencillo:

  1. lo primero que tenemos que hacer es llenar el vaso con agua destilada y añadir unas gotas de agua oxigenada. El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada actúa favoreciendo la estimulación del proceso de germinación. Se recomienda añadir entre 2 y 3 ml de H2O2 por litro de agua, siempre sin excederse. Añadir agua oxigenada en exceso NO hará que las semillas nazcan más rápido, sino que por el contrario, puede dañarlas.
  2. Lo segundo que tenemos que hacer es introducir las semillas que queremos germinar directamente en el vaso con el agua.
  3. Por último solo nos queda colocar el vaso con el agua. Y las semillas en algún lugar cálido y a ser posible a oscuras. A las raíces no les gustan los rayos de luz directos y retrasan su desarrollo. Por cálido nos referimos a un sitio en el que la temperatura sea siempre mayor de 20º C

Si seguís todos estos pasos, en dos o tres días veréis como las primeras semillas comienzan a abrirse y la raíz comienza a crecer. Este es el momento de sacarlas cuidadosamente del agua y plantarlas en el medio de cultivo elegido para que estén cómodas y puedan desarrollarse en todo su potencial.

Las semillas ya han germinado ¿Qué hacer ahora?

Las semillas ya han germinado ¿Qué hacer ahora?
Pero... cuando las semillas ya han germinado... ¿Qué hay que hacer ahora? Después de unos cuantos días (de 2 a 7) todas las semillas se habrán abierto; y la raíz de cada una comenzará a asomar. En ese momento estarán listas para ser plantadas en un buen sustrato de calidad. La marihuana necesita de un medio de cultivo equilibrado y bien aireado para poder desarrollarse con facilidad.

También es posible realizar todo el ciclo de cultivo de la planta de marihuana utilizando solo el agua en lugar del sustrato tradicional. Este método se conoce como hidroponía o agricultura hidropónica. Pero es un sistema algo más complicado y requiere más conocimientos técnicos y materiales; que los sistemas tradicionales. Explicado muy básicamente este método consiste en que las raíces de las plantas quedan sumergidas. En una solución en constante movimiento de agua y nutrientes en lugar de en la tierra. Pero no os preocupéis, os explicaremos los fundamentos principales de este método con todo detalle próximamente en el blog.

Para plantar las semillas de marihuana recién germinadas debemos cogerlas con mucho cuidado porque la raíz es muy frágil y podemos dañarla o romperla muy fácilmente. Para ello intentaremos cogerla siempre por la parte de la cáscara y sin presionar demasiado. Después la plantaremos en el sustrato previamente escogido de tal modo que la raíz quede totalmente enterrada. Y las primeras hojas de la planta asome 1 cm sobre el sustrato.

Ahora por fin, nuestro esfuerzo ha merecido la pena. Y ya tenemos nuestras plantas listas para seguir creciendo como campeonas y producir bellas flores. Solo tenéis que colocarlas en un lugar soleado y regarlas con mimo para que no les falte ningún elemento.

¿Qué beneficios tiene germinar las semillas de marihuana en agua?

¿Qué beneficios tiene germinar las semillas de marihuana en agua?
Como ya mencionamos anteriormente, germinar semillas de marihuana en agua presenta algunos beneficios respecto a otros métodos. Por ejemplo:

  • Necesitamos menos espacio que si vamos a germinar con jiffys.
  • No tenemos que estar preocupados todo el tiempo de si el sustrato estará demasiado seco o demasiado húmedo.
  • Con este método podemos dar una pequeña ayuda o empujoncito para semillas más viejas y con poca capacidad para germinar.
  • Por último, la germinación en agua; nos permite ver en todo momento en que estado está cada semilla, y si se ha abierto ya o no.

Pero como nada es perfecto, este método también tiene algunos inconvenientes. Como el hecho de que al tener que manipular más las semillas recién nacidas; corremos más riesgo de dañarlas o partirlas. También es posible que si dejamos demasiado tiempo las semillas en el vaso estas comiencen a podrirse. Lo ideal es plantar las semillas en su sustrato definitivo lo más pronto posible; a penas la raíz tenga 2 mm; aunque si tardamos un poco más no pasa nada.

Por eso te recomendamos como siempre, que sigas todos los pasos con mucha atención y utilices siempre semillas feminizadas de la mejor calidad para obtener los mejores resultados.

El consejo de Weedo

Elementos necesarios para cultivar semillas en agua
Y de esta forma llegamos una vez más a la sección de Weedo. Y sus consejos para principiantes y expertos con problemas de memoria ;-)

Algo sumamente importante y que muchos cultivadores no tienen en cuenta; a la hora de germinar semillas de marihuana es la calidad del agua y el Ph. Si queremos garantizarnos el éxito, debemos estabilizar el Ph del agua; en un intervalo de 5'8 a 6'2; para germinar en agua. Para ello existen kits muy baratos y aparatos medidores. Que nos darán el valor exacto de Ph de nuestro agua. De tal modo que podamos corregirlo añadiendo el corrector de Ph adecuado, según queramos bajarlo o subirlo. Esto también lo explicaremos con más detalle en los próximos artículos del blog, así que estad pendientes!

Si utilizáis agua del grifo, otro truco con bastantes seguidores entre los cultivadores para mejorar la calidad del agua. Consiste en dejarla reposar en cubos o bidones al aire libre. Mejor si es al sol, durante un día o dos. De este modo, gran parte del cloro presente en todas las aguas del grifo se evapora. Mejorando un poco la calidad del agua para nuestras plantitas. Ojo, el dejar reposar el agua no nos evita tener que medir el Ph. Y corregirlo si fuera necesario, solo es una técnica para quitar el cloro.

Espero que tengáis mucho éxito si os decidís por intentar este método de germinación de semillas. Nos vemos en la próxima entrega.

Salud y buenos humos!