¿Cuánto tiempo tarda en germinar las semillas de marihuana?


Las semillas de cannabis tienen un periodo de germinación de entre 2 y 7 días. Dependiendo de varios factores como la propia genética y la edad de las semillas; condiciones ambientales (humedad, temperatura; luz recibida) la calidad del sustrato elegido y los cuidados aportados. Existen múltiples métodos para germinar semillas.

Nosotros vamos a explicar nuestro método preferido; basándonos en nuestra experiencia y en la sencillez y eficacia del proceso; la germinación con jiffys o pequeñas macetas con turba rubia. En primer lugar, desaconsejamos el uso de servilletas o algodón entre dos platos, en agua o en un sustrato (tierra) de baja calidad o cualquier otro medio que no sea lo mencionados anteriormente. 
Las razones son las siguientes:

  • Al utilizar servilletas empapadas cubiertas con platos o en agua, corremos el riesgo de generar exceso de humedad y hacer que se pudran las semillas; aparezca moho y hongos, debido a que no existe aireación.
  • Si por fin aparece la raíz y vamos a pasar las semillas recién germinadas de las servilletas o agua al sustrato. Es fácil dañar la frágil raíz en el proceso de manipulado si no tenemos bastante destreza.
  • Por otro lado, generamos un estrés por trasplante inexistente cuando germinamos directamente en tierra.
  • La tierra de baja calidad, puede tener patógenos perjudiciales, como hongos y parásitos, además de no tener una relación de agua/aire idonea.

Ventajas de germinar en jiffy:

Ventajas de germinar marihuana en jiffy

Estas son las principales ventajas de germinar en jiffy:

  • Son el sustrato ideal para optimizar el proceso de germinación porque está esterilizado, con lo que evitamos en gran medida la aparición de hongos y otras bacterias y microorganismos.
  • Permiten la correcta aireación evitando el encharcamiento.
  • Tienen PH neutro y todos los elementos (fósforo y potasio especialmente) necesarios; para el desarrollo de las raíces durante la primera semana.
  • Por último, son biodegradables y están expresamente diseñados para la germinación de semillas.

Por estos motivos, y más que te explicaremos en otros artículos , nuestro método de germinación ganador es el ¡JIFFY! Económico, fácil pero sobretodo que da más seguridad de evitar los errores más frecuentes.

¿DÓNDE GERMINAR, EXTERIOR O INTERIOR?

¿DÓNDE GERMINAR MARIHUANA, EXTERIOR O INTERIOR?

Podemos llevar a cabo el proceso de germinación de semillas de marihuana tanto en interior como en exterior. Pero nosotros aconsejamos la germinación en interior, siempre que sea posible.

Por la mayor sencillez a la hora de controlar todos los factores externos. Que pudieran afectar negativamente; a la germinación de nuestras queridas plantas (caracoles, orugas, saltamontes; conejos, ratones, pájaros, inclemencias del tiempo, vecinos cotillas, amigos de lo ajeno, etc.) Si no podemos realizar el proceso en interior; o preferimos hacerlo en exterior porque somos de la vieja escuela. Hemos de tener en cuenta una serie de precauciones o recomendaciones importantes:

  1. Las semillas de cannabis no germinarán si la temperatura ambiente es menor de 20-21ºC, así que debemos escoger la época del año adecuada según la zona en que vivamos.
  2. Caracoles y otros pequeños animales pueden comer o dañar las pequeñas plántulas recién nacidas, por lo que debemos protegerlas con barreras físicas (por ejemplo: rodear el área sembrada con malla mosquitera o de otro tipo para que los depredadores de yerba, incluidos los humanos, no puedan acceder a ellas)
  3. La lluvia fuerte, el granizo, fuertes vientos y otras inclemencias del tiempo también pueden dañar gravemente a nuestras pequeñas recién nacidas.
  4. Por último, la temperatura: el calor extremo hará que el sustrato se seque en exceso y se deshidraten las plántulas que acaban de germinar, por lo que no se debe poner las semillas a germinar a pleno sol, es preferible un sitio luminoso pero resguardado (malla de ocultación por ejemplo).

Temperatura

Y el frío… si la temperatura nocturna o durante el día es inferior a 20ºC él poder germinativo de las semillas disminuirá drásticamente, el cannabis necesita calor para germinar! Así que si vivimos en un clima frío o es invierno o siempre que las temperaturas bajen de 20 grados deberemos introducir los jiffys en casa durante las horas más frías.

Si dentro de casa hace frío, también deberás poner cerca de alguna fuente de calor templada, por ejemplo como un router. Aunque lo ideal es usar unas mantas térmica eléctricas. Todos estos factores son bastante más fáciles de controlar en interior que en exterior. Por ello nosotros nos decantamos por este sistema siempre que sea posible.

Los primeros días en la vida de las plántulas son muy importantes y determinarán en gran medida; el resultado final de nuestro cultivo. Por eso consideramos imprescindible prestar la mayor atención y mejores cuidados posibles durante esta primera etapa.

MANOS A LA OBRA! ¿QUÉ NECESITAMOS?

MANOS A LA OBRA! ¿QUÉ NECESITAMOS?

¿Qué necesitamos para hacer todo esto? Te lo voy a explicar, así que manos a la obra.

  • Tus semillas favoritas de nuestro catálogo
  • Tantos jiffys como semillas quieras plantar.
  • Mini invernadero o tupper mediano con agujeros en los laterales para la ventilación.
  • También puedes cortar una garrafa de agua de 5L por la mitad y agujerearla en los laterales. (No rompais los tuppers de casa, reciclemos).
  • Agua templada.
  • Frasco pulverizador de agua.
  • Termo-higrómetro para medir la temperatura y humedad ambiental (recomendable aunque no imprescindible).

PASO 1

Colocaremos los jiffys en un plato o bandeja limpios y los hidrataremos con agua mineral o destilada. Evitar la del grifo. En invierno usaremos agua ligeramente templada (no hirviendo ni caliente). Una vez estén hidratados por completo. Retiramos el exceso de agua de la bandeja; y nos dispondremos a sembrar las semillas en los jiffys como explicamos en el paso 2.

PASO 2

Después de retirar el exceso de agua del fondo del plato o bandeja, pasamos a introducir cada semilla en un jiffy, con el lado puntiagudo hacia abajo y el redondeado hacia arriba, no más de medio centímetro de profundidad (5 mm), si no sabes reconocer donde está la parte puntiaguda, pon la semilla en horizontal.

No es necesario meter mucho la semilla; con sólo hincarla y cubrirla con un poco de turba es suficiente. Teniendo cuidado que esté totalmente cubierta para que no le de la luz; debido a que la luz inhibe la germinación. Una vez que la raíz se ha anclado, levanta la "cabeza" de donde saldrán los cotiledones o primeras dos hojas.

PASO 3

Ya tenemos todas las semillas plantadas, es el momento de colocarlas dentro del mini invernadero o tupper sin tapa o previamente agujereado para permitir la circulación de aire en el interior. La ventilación es importante, nunca cierres herméticamente el invernadero o recipiente. IMPORTANTE: No se debe crear vaho es su interior.

Si utilizamos el tupper con agujeros en los laterales (5 o 6 es suficiente, depende del tamaño). Podemos tapar solo la parte superior con un film transparente; para mantener la humedad relativa. Al mismo tiempo que una correcta aireación.

Importante: ¡No tapar los agujeros con el film transparente! No utilizamos la tapadera del tupper si es opaca y no deja pasar la luz. En cuanto las plantas empiecen a asomar de la tierra; deberemos retirar la tapa o film para evitar el exceso de humedad.

PASO 4

Es el momento de escoger la mejor ubicación para favorecer el nacimiento de nuestras queridas amigas. Si disponemos de un termo-higrómetro lo ideal es colocarlo dentro del invernadero; para tener controladas en todo momento la temperatura y humedad. Dos factores decisivos a la hora de determinar el éxito o fracaso del proceso.

La temperatura debe estar en todo momento entre mínimo 20º y como máximo 24ºC. Esto porque por debajo de 20 grados los ratios de germinación se reducen drásticamente, si se supera esta temperatura el sustrato se secará demasiado rápido además que cuanto más alta sea la temperatura menor será el oxigeno disponible. Si vivimos en sitios con climas fríos o es invierno. Podemos utilizar una manta eléctrica especial para mantener siempre la temperatura constante. Teniendo siempre mucha precaución de no generar un calor excesivo.

Humedad

En cuanto a la humedad, el sustrato debe estar SIEMPRE HÚMEDO PERO NO ENCHARCADO, si el clima es muy cálido y la intensidad lumínica elevada, los jiffys se secarán bastante rápido, por lo que tenemos que estar pendientes para que no se sequen demasiado. Un pulverizador manual de agua es la herramienta ideal; para mantener el sustrato húmedo siempre que lo necesitemos. Rociando las partes laterales o el fondo del jiffy.

Por último, pero no menos importante, debemos escoger un sitio donde las futuras plántulas reciban luz, aunque no a pleno sol... Si bien es cierto que las semillas pueden germinar a oscuras. No es menos cierto que un aporte lumínico adecuado; ayudará a acelerar el proceso y aumentar el vigor de las plántulas.

Lo ideal es colocarlas junto a una ventana donde reciban luz hasta que empiecen a germinar. O utilizar un foco de 250w, leds, fluorescentes o bombillas de bajo consumo para cultivo. Colocándolas a la distancia adecuada para no elevar la temperatura. 24 - 25 grados es una temperatura óptima. Si seguimos estos sencillos pasos, en un plazo de 2 a 7 días veremos aparecer las pequeñas plántulas. Aunque a veces se dan germinaciones más tardías 10 o más días, no es lo común.

El Weedo truco

El Weedo truco para la marihuana

Para semillas viejas o con poco vigor germinativo (no es mi caso). Está demostrado por numerosos estudios en varias universidades de nombre largos; que el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada de toda la vida); es un potente elemento que ayuda a aumentar el poder germinativo perdido.

Bien por la edad de las semillas, o por la falta de vigor genético germinativo. Se trata de poner NO MÁS DE 5 – 6 gotas de agua oxigenada en un vaso con agua normal e introducir las semillas en la disolución durante 12 horas como máximo y después sembrar las semillas en el jiffy como indicamos arriba, y mantener hidratado con agua normal.

Se supone, según estos estudios; que el peróxido de hidrógeno estimula ciertos procesos fito químicos de nombres raros difíciles de explicar. Pero que aumentan significativamente los índices de germinación en todo tipo de semillas. Importante no añadir agua oxigenada en exceso, o obtendremos el efecto contrario, es decir, si nos pasamos con la cantidad las semillas no germinarán! Como todo en la vida, la moderación es la clave ;) Espero que os sea de utilidad y no olvidéis compartir si os a gustado! Suerte en la siembra!