Te traemos este post para que puedas aprender a plantar semillas de marihuana para exterior; y así sacar el máximo rendimiento a tus plantas. Cuando empieza a entrar la primavera no solo empieza una nueva estación de año. Sino que comienza la temporada para poder cultivar en exterior; algo esperado y deseado por muchas fumetas. Que comienza entre mediados y finales de Marzo. Es por eso que necesitas saber cuando realizar el germinado para exterior y así no llevarte disgustos.

Pero esta nueva gloriosa estación hace que muchos cannabicultores se confundan. De cuando será el momento propicio para la plantación de sus semillas. Este paso es el más importante, y podrá marcar una diferencia muy grande en tu producción. Haciéndola aumentar dando todo de ella o con una producción algo más baja. Por esto es por lo que te ayudaré con este post con consejos.

Un error muy común es no saber con exactitud cuando empezar con todo el proceso de germinación. Ya que muchos se dejan llevar por el ansia de tener ya sus plantas y adelantan todo el proceso. De forma que la producción no llegará a su máximo apogeo. Pero no te preocupes, te enseñaré algunos consejos básicos para germinar tus semillas y no fallar nunca, ¿preparado?.

Bien, para comenzar no puedes dejarte llevar por tu buena fe. Con esto me refiero a que en cuanto vemos un poco de sol y notamos que comienza a hacer más calor; nos emocionamos y ya comenzamos a pensar en la playa.

Por lo que os venís arriba y plantáis en un momento erróneo, para luego encontraros con una planta bloqueada. Ya que habrá echado pocas raíces que se encontrarán encharcadas por la lluvia. Sin recibir las horas de luz necesarias y sin que tu planta crezca. Obteniendo una planta pequeña y sin desarrollar con una producción baja y de poca calidad. Una vez dicho esto nos centraremos en el buen camino, comenzando con la elección de germinación que usaréis.

Múltiples tipos de germinación


Lo primero es no agobiarse y organizarse con calma, ya que puedes encontrar múltiples tipos de germinación; totalmente distintos y preparados para los distintos niveles cultivadores que pueda haber. Los más usados son los medios de germinación en medios húmedos y con sustratos en jiffys. Ya que son los tipos con el porcentaje más alto de éxito a la hora de germinar todas las semillas.

  1.  Germinación tradicional, simplemente con agua, preferiblemente destilada. Aunque ten cuidado con la temperatura del agua
  2.  Germinación en medios húmedos, con papel humedecido dentro de un plato hondo
  3.  Germinación con sustrato, como lana de roca, jiffys o sustratos

Ten en cuenta el clima de donde vives


Ten en cuenta el clima de donde vives, ya que es un factor muy importante a tener en cuenta. Aunque todos sabemos que el clima puede variar mucho de un año para otro. Por lo que esto no es algo a ciencia cierta pero si que servirá para guiarte y ayudarte.

Podemos encontrarnos de forma general, dos tipos de climas, el mediterráneo y el continental, atlántico o de montaña. En el clima mediterráneo las temperaturas son más suaves y elevadas. Pudiendo comenzar la buena temporada en abril y finalizar en últimos de mayo. Pero hay que destacar que el mejor momento sería a principios de mayo.

Y en el clima continental/ atlántico / montaña podrás germinar a partir de mayo hasta finales de junio, optando por el mejor momento a principios de junio. En conclusión, te recomiendo germinar tus semillas cuando veas que el tiempo es propicio. Y pueda cumplir con todas las necesidades para tus pequeñas.