Cuándo da inicio la floración en el cultivo de exterior

Weedo | Co-CIO
04/08/2020 | Actualizado: 07/01/2021 04/08/2020
0 | 0 0 valoraciones
562
Compartir:

El cannabis pertenece al grupo de plantas denominadas fotodependientes, esto quiere decir, que dependen de la duración del ciclo lumínico para regular sus etapas de desarrollo. La floración es la etapa en la que la planta comienza a formar las flores y, progresivamente, deja de crecer en tamaño, para centrar toda su energía en transformar las diminutas pre flores, en densos cogollos.

En exterior, la marihuana comienza la etapa de floración cuando los días empiezan a acortarse y las horas de luz son igual o menores que las horas de oscuridad. Esto suele darse a partir de finales de junio, en los países del hemisferio norte, y suele durar hasta septiembre, octubre e incluso noviembre para las variedades sativas puras. Dependiendo de la genética de cada planta y de las condiciones del cultivo, el ciclo completo de floración tiene diferente duración. Las variedades de predominancia índicas y las ruderalis necesitan un tiempo de floración bastante más corto que las variedades sativas. Por esta razón son más adecuadas para cultivar en zonas climáticas frías o continentales.

Mención aparte reciben las llamadas variedades de cannabis no fotodependientes, también llamadas autoflorecientes o automáticas, que desde hace algunos años están ganando cada día más popularidad entre los cultivadores de todo el mundo. Las semillas de marihuana autoflorecientes no dependen de la cantidad de horas de luz para comenzar la floración, esta fase se inicia automáticamente, cuando las plantas alcanzan determinado estado de madurez. Suelen tener un ciclo total de 3 o 4 meses desde su germinación, independientemente del ciclo lumínico.

El ciclo de floración de la marihuana consta de 4 etapas

La floración del cannabis es un proceso en el cual podemos distinguir 1 fase previa, y 3 fases posteriores: pre-floración, inicio de la floración, floración avanzada y maduración. Durante cada una de estas fases o estadíos de desarrollo, las plantas tienen una serie de requerimientos nutricionales y de cuidados específicos. A continuación, os destacamos los rasgos más importantes de cada una de ellas, así como las necesidades principales de las plantas en cada momento.

Pre-floración del cannabis

Se trata, realmente, de una fase previa al inicio de la floración. Se define como el tiempo que transcurre desde que las horas de luz comienzan a descender y el momento en el que aparecen las primeras pre-flores en las plantas. En los cultivos en exterior, esto suele darse entre la sexta y octava semana de vida.

Es una fase de transición en la que cada planta puede llegar a triplicar su tamaño en muy poco tiempo, lo que conlleva un elevado gasto energético. Para compensar este gasto energético y que no sufran carencias nutricionales, las plantas necesitarán un aporte extra de nutrientes, especialmente de nitrógeno (N), calcio (Ca), Magnesio (Mg) y otros micronutrientes en menor proporción.

Si se desea mejorar el rendimiento se pueden utilizar estimuladores de floración específicos para cannabis. No todas las variedades demandan la misma cantidad de fertilizante, esto dependerá en gran medida, de la genética, el sustrato y otros factores ambientales como el calor, la falta de humedad, el frío y las técnicas de cultivo.

Inicio de la floración y sexado de la marihuana

En este momento, que suele comenzar a partir de la segunda a la tercera semana del acortamiento de los días, es cuando empiezan a aparecer las primeras flores llamadas pre flores.

Si cultivamos semillas regulares, y queremos obtener cogollos sin semilla, es muy importante revisar muy bien las plantas para asegurarnos de retirar los machos, de modo que no pueda producirse la polinización de las plantas hembras. Con las semillas feminizadas evitamos este inconveniente, recuerda que puedes encontrar todos los bancos de semillas en nuestra tienda online al mejor precio.

Esta fase suele durar unas dos semanas (3ª y 4ª semana desde el comienzo de la pre-floración) y en ella las pre flores se agrupan gradualmente en los entrenudos y yemas para formar los cogollos. En este momento las plantas ya casi no crecen en tamaño, pero siguen necesitando un buen aporte de alimento, para producir cogollos densos y abundantes. El fósforo (P) y el potasio (K) serán ahora los nutrientes más importantes, junto con algún potenciador a base de carbohidratos para aportar un extra de energía.

Floración avanzada y maduración de los cogollos

A partir de la 4ª y la 6ª semana del ciclo de floración, disminuye la formación de nuevas flores, y la planta centra toda su energía en engordar los cogollos ya formados. Se recomienda continuar utilizando un buen fertilizante base de floración, periódicamente, para seguir proporcionando todos los nutrientes necesarios para engordar lo máximo posible los cogollos. En esta etapa también se multiplica la formación de tricomas y terpenos, responsables de aportar el aroma, el sabor y la resina.

En torno a la 7ª y la 8ª semanas, los cogollos estarán ya bien formados y los pistilos van cambiando de color, pasando del blanco al marrón, los terpenos y tricomas también terminan de definirse. Durante este proceso, llamado maduración, es cuando las flores acaban de formarse por completo y alcanzan el punto óptimo para recolectarse.

Se recomienda dejar de abonar durante las dos últimas semanas antes de la cosecha, para obtener cogollos más sabrosos y sin restos de fertilizantes. En su lugar, aconsejamos realizar riegos solamente con agua hasta que se drene por la base del macetero. De este modo se consigue una marihuana más sana y limpia, ideal para utilizarla con fines medicinales, o simplemente por placer.

Productos que te pueden interesar

Weedo consejos

  • En exterior, os recomendamos utilizar macetas blancas, sobre todo en zonas muy calurosas, debido a que absorben mucho menos calor. El exceso de temperatura en las raíces resulta bastante perjudicial e influye negativamente en el desarrollo de las plantas.

  • Si vas a realizar en una zona abandonada o bosque (cultivo de guerrilla), un buen truco para evitar miradas indiscretas, es elegir sitios muy poco transitados, con vegetación que haga más difícil el paso y las vistas para los curiosos. Un ejemplo pueden ser, lugares con muchas zarzas, cañas, ortigas o mosquitos.

  • Algunos cultivadores recomiendan no cambiar las macetas de sitio durante el cultivo, las plantas se aclimatan al sitio en el que están, y a causa de cambios bruscos pueden estresarse y retrasar su crecimiento.
0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad