¿Cuáles son las diferencias entre el cultivo SOG y SCROG?

Aprende las principales diferencias entre SOC y SCROG para poder sacar el máximo rendimiento a tus cultivos.

Ana Gallart
Ana Gallart | Administrativo Contable
26/07/2021 | Actualizado: 26/07/2021 26/07/2021
0 | 0 0 valoraciones
150
¿Cuáles son las diferencias entre el cultivo SOG y SCROG?
Compartir:

Cultivando cannabis tenemos que lidiar frecuentemente con alguna limitación, sea por recursos o por legalidad, pocas veces podemos cultivar como desearíamos y tenemos que adaptarnos a circunstancias que no son las mejores. Para afrontar esta situación, han surgido técnicas de manejo que resuelven algunas limitaciones que podemos encontrarnos.

SOG, sea of green o mar verde

Es una técnica útil cuando no disponemos de mucho tiempo para el periodo vegetativo, o bien queremos acortar el ciclo al máximo. Consiste en cubrir la superficie disponible con muchas plantas de pequeño tamaño, induciendo la floración cuando tienen una altura reducida. Sobre el marco de plantación, no existe un criterio universal que dicte cual es el óptimo, éste dependerá de la genética y de las condiciones de cultivo, pero en general pueden recomendarse densidades entre 16 y 36 plantas por metro cuadrado. Pueden usarse densidades mayores, pero puede ocurrir que las plantas se hagan sombra unas a otras y terminemos teniendo problemas de hongos por la mala ventilación.

Para esta práctica suelen seleccionarse variedades con fuerte comportamiento índico por su poca capacidad de ramificación, si bien el hacinamiento de las plantas inhibe en cierta medida el crecimiento lateral, como ocurre en el caso del cáñamo industrial por su alta densidad de siembra. Esta técnica permite mantener la producción obtenida con métodos convencionales, pero con la ventaja de necesitar menos tiempo para la fase de crecimiento. Además, cosecharemos plantas con un gran cogollo central sin apenas ramificación, muy manejables y de altura muy contenida, por lo que podemos aprovechar espacios bajos que generalmente no podríamos utilizar. Por contra, necesitaremos una mayor cantidad de semillas o esquejes, macetas y goteros.

Una ventaja adicional de esta técnica, es que nos puede permitir repartir la carga de trabajo en el tiempo. Muchos cultivadores llenan progresivamente el espacio destinado a floración introduciendo cada semana cierto número de plantas. De esta forma, éstas van floreciendo y madurando escalonadamente, con lo que sólo una parte de ellas están disponibles para cosecharse cada pocos días. Esto permite repartir el trabajo de manicurado en el tiempo, en vez de encontrarlo concentrado en pocos días, teniendo así un cultivo más flexible en la demanda de mano de obra.

Así, como resumen de este método de manejo podemos resaltar:

  • Funciona con un periodo vegetativo muy corto
  • Precisa un elevado número de plantas pequeñas (gran requerimiento de semillas o esquejes)
  • Permite el aprovechamiento de espacios bajos
  • Es una técnica muy sencilla por no requerir podas o entutorados
  • Aplicado principalmente en índicas

sea of green

SCROG, screen of green o pantalla verde

Cuando sólo podemos cultivar un número reducido de plantas, tenemos un espacio limitado en altura, o una genética muy vigorosa que necesita contención, es buen momento para recurrir a éste método de manejo. Es una técnica totalmente distinta a la anterior, usando esta vez muy pocas plantas para ocupar el espacio, moldeándolas con podas precoces y entutorados. La densidad de plantación depende principalmente del espacio y tiempo disponibles. Una planta sembrada precozmente y con cuidados apropiados,  puede ocupar varios metros cuadrados en pocos meses, cosa que debemos tener en cuenta y así no vernos superados por nuestro cultivo. Para éste propósito suelen emplearse genéticas con un marcado componente sativo: su potente ramificación ayudará a la hora de cubrir todo el espacio con pocas plantas, y su vigor permitirá que las podas no alarguen demasiado el periodo vegetativo. Adicionalmente, la mayor flexibilidad de sus ramas facilita su doblado y entutorado sin sufrir riesgo de partirse.

Para el entutorado pueden utilizarse varios métodos, siendo el más popular el uso de mallas o redes con grandes huecos a través de los cuales se introducen las ramas conforme se van desarrollando, impidiendo que alcancen una altura excesiva y hagan sombra al resto de la planta. También pueden usarse tutores, pesos, cuerdas, y alambre enroscado en los tallos, o una combinación de todos. A la hora de ocupar la malla, hemos de considerar que durante la floración las plantas seguirán creciendo un tiempo, por lo que debemos reservar parte de la malla para el estirón de la prefloración. El éxito de esta práctica se cimenta en dos aspectos: la poda produce una redistribución hormonal que hace que todas las ramas se comporten como si fueran la principal; por otro lado, estas ramas están perfectamente iluminadas y ventiladas por el entutorado, con lo que maximizamos la calidad y obtenemos mayor homogeneidad en el producto final.

Sobre cómo realizar las podas, podemos dar una serie de directrices:

  • Es recomendable realizar la primera poda cuando la planta tiene sobre 4-5 nudos, ya que los nudos inferiores no suelen tener el vigor suficiente. Esto se debe a que se desarrollan cuando la planta es joven y aún está adaptándose al medio
  • Debe cortarse sólo la yema terminal, intentando quitar el menor número posible de hojas. Las hojas sólo deben retirarse cuando están muy dañadas, o cuando están muy sombreadas. Hemos de pensar que aunque estén en sombra, pueden actuar como reserva de nutrientes para el resto de la planta.
  • Las plantas jóvenes están menos endurecidas por su menor contenido de lignina, por lo que serán más fáciles de guiar que plantas de mayor edad.
  • Al entutorar la planta, hemos de tener cuidado evitando marcarla o cortar los flujos de savia por estrangulamiento

Como puntos principales de la técnica, resaltaremos a modo de resumen los siguientes:

  • Cultivo de pocas plantas de baja altura que ocupan una gran superficie
  • Uso de podas y entutorados para su formación
  • En algunos casos, necesidad de un periodo vegetativo más largo para compensar el retardo causado por las podas.
  • Aplicado principalmente en sativas

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad