En este artículo intentaremos dar una serie de argumentos que calmen nuestra profunda incomprensión del cannabis medicinal. Una realidad que nos declara hasta dónde es capaz el ser humano de ser tan injusto con sus propios semejantes.

Aún nos seguimos preguntando cómo puede seguir siendo ilegal el cannabis con el fin medicinal que otorgan todas sus propiedades. Los argumentos a favor del uso del cannabis medicinal  son tan superiores a la postura contraria; que no acabamos de entender cómo sigue siendo una planta prohibida incluso para los que hayan remedios en ella.

Diferentes posturas frente al cannabis medicinal

Diferentes posturas frente al cannabis medicinalHabrán diferentes posturas frente al cannabis medicinal. Unas que afirmen que es una droga y que por ello no se puede autorizar el uso con fines medicinales. Existe un extenso listado sobre vegetales que han sido utilizados por el humano en base a sus propiedades medicinales. Este uso se extiende hasta la actualidad.

La gran mayoría de éste tipo de plantas no disponen de un margen terapéutico tan extenso como se espera. Podemos poner como ejemplo de ello la Digitalis purpurea. Planta de donde se extrae la digitalina; medicamento utilizado en el área cardiovascular para prolongar la vida de los pacientes.

El margen terapéutico de esta planta es muy baja; es decir; el valor de la dosis mínima y el valor de la dosis mortal están muy próximos. Lo que indica que se debe de tener especial vigilancia en los valores en sangre para evitar sobredosis. Todo y con este importantísimo hecho; nadie ha planteado la prohibición de la planta; ni de sus variedades por ser altamente letal. Ya que su uso bajo control tiene más aspectos beneficiosos que los riesgos que pueden asumir.

Otra especie más semejante al cannabis sería la amapola de opio. De esta planta se extrae la heroína a través del látex del opio. Afirmativamente, la heroína esta droga potencialmente letal; que a destrozado generaciones y familias. Y es una de las principales causas de desgracias en la tierra. ¿Porqué aún así no ha sido perseguida y erradicada esta planta? ¿Porqué en España se cultiva de forma legal? Porque con el opio no sólo se fabrica la heroína; también se puede elaborar la morfina y la codeína; que forman parte de las potentes armas analgésicas que tiene la medicina.

Los margenes terapéuticos del cannabis

Los margenes terapéuticos del cannabisLo que sí podemos sacar en claro es que el cannabis; no tiene argumentos científicos; que justifiquen su prohibición para usos medicinales. Los margenes terapéuticos del cannabis son tan grandes que no existen; actualmente; casos letales escritos por sobredosis. En cambio encontramos otros fármacos como la aspirina que puede ser letal a causa de hemorragia dística. El paracetamol va ligado al fallo hepático; los opiáceos por paros respiratorios; varios antidepresivos por arritmias cardíacas, entre otros.

Los efectos secundarios son mucho menores con el cannabis. Que la gran mayoría de los fármacos que encontramos en las farmacias. En cuanto a su posible adicción es también mínima. Si la comparamos con otros fármacos de uso común; como los dedicados a la conciliación del sueño en los adultos; a través de las benzodiacepinas. Que les ayuda a conciliar la tranquilidad en versus a las dificultades del día a día.

Si dejamos a un lado los efectos de alegría, bienestar, creatividad o incluso algunos efectos negativos. Como pueden ser el mareo, la ansiedad, o incluso llegar a la paranoia. El cannabis lo que produce es como "el pasaje hacia otro hemisferio de la conciencia cerebral". Tal y como describía Tymothy Leary. Esta travesía hacia el otro hemisferio produce una nueva consciencia guiada; hacia el olvido del "yo" interior y hacía una actitud de enfrentamiento frente a las normas instauradas.

Todo aquello que antes resultaba completamente aceptable; se vuelve inaceptable después de examinarlo bajo los efectos del THC. Y es exactamente este hecho lo que a ojos del poder; resulta inadmisible; que la sociedad haya encontrado la fórmula de quitarse la venda para poder ver la realidad sobre su propia existencia. Un hecho similar lo encontramos con la revolución hippie. Aunque en aquella ocasión la nueva conciencia no se precisó en un cambio duradero en la sociedad.

Consumidores de todas las clases

Consumidores de todas las clases
Los consumidores de cannabis medicinal no se encasillan en ningún prototipo concreto. Existen consumidores de todas las clases sociales. Y eso es algo que los gobernantes conocen y que no se puede supervisar. En los años de la revolución hippie; si se podía controlar a una grupo de revolucionarios que se identificaban bajo un lema; " sí al amor y no a la guerra". En pleno siglo XXI, el cannabis está tan al alcance de la población; que no existe un grupo social encasillado que englobe a la mayor parte de estos usuarios.

Podemos afirmar que el cannabis medicinal no sólo trata diferentes enfermedades. Sino que resulta ser una solución para la falta de moral y ética; que los estereotipos consumistas fundan en este mundo bajo los intereses exclusivamente individuales.