A la hora de emprender un cultivo indoor, uno de los primeros factores que debemos considerar es, ¿Qué tipo de iluminación debemos utilizar? y ¿Cuántas lámparas de cultivo vamos a necesitar?. Para tomar esta decisión, hay que tener en cuenta tres variables importantes:

  •  Dimensiones del espacio a iluminar
  •  Coste eléctrico
  •  Cantidad de calor generado

Escoger un buen sistema de iluminación, que se adapte a las necesidades de cada cultivo, es una de las tareas más importantes, antes de comenzar cualquier cultivo. Una mala elección puede suponer el fracaso completo del cultivo. Por ejemplo, si colocamos una luminaria de 1000 W en un armario de 1x1 metros, todas las plantas morirían por exceso de calor.

Del mismo modo, un kit de iluminación CFL con poca potencia, no es suficiente para iluminar una gran sala de cultivo. Con esta guía os vamos a proporcionar toda la información que necesitas para elegir, la mejor iluminación para tu cultivo, sin miedo a equivocarte. 


Principales tipos de sistemas de iluminación

La marihuana es una planta que necesita una fuente de luz lo suficientemente intensa, y con el espectro adecuado para satisfacer sus necesidades energéticas, en forma de radiación lumínica. Una luz deficiente, se traduce en plantas con muy bajo desarrollo y con carencias, que en la mayoría de los casos, ni llegarán a producir cogollos.

Hoy en día, existen numerosas opciones para iluminar vuestros cultivos de interior; desde los modernos LED, hasta los tradicionales focos de alta presión de sodio (HPS) y halogenuros metálicos (MH). Pasando por bombillas de bajo consumo para esquejes, o bombillas de diodos de emisión de luz cerámicos (LEC) light emitting ceramic.

  • Equipos de alta presión de sodio (HPS): son los más utilizados tradicionalmente por su buen rendimiento en comparación con el coste. Existen bombillas específicas para crecimiento o floración, y también bombillas mixtas, que se pueden utilizar durante todo el ciclo de la planta.

  • Equipos de halogenuros metálicos (MH): al igual que las bombillas HPS, tienen un alto rendimiento, pero emiten bastante calor. La potencia de la bombilla deberá ser acorde al tamaño de la zona de cultivo, para no generar un calor excesivo en espacios pequeños.

  • Luminarias LEC: este tipo de luces para cultivo, pueden llegar a ofrecer el mismo rendimiento que las HPS y MH, pero con un consumo eléctrico y una emisión de calor mucho menor. Una bombilla LEC de 315 w, equivale casi a una HPS de 600 w. Son un poco más costosos de adquirir, pero su eficacia es mayor.

  • CFL (Lámpara fluorescente compacta): este tipo de lámparas utiliza la tecnología de las luces fluorescentes, para conseguir bombillas de menor tamaño pero más eficientes que las bombillas incandescentes tradicionales. Emiten muy poco calor y su espectro lumínico es predominantemente azul. Son ideales para la propagación de esquejes, mantenimiento de plantas madre o en crecimiento.

  • Luces de cultivo LED: sin duda, son el futuro cercano de los sistemas de iluminación para horticultura en interior. Superan en eficiencia a los CFL y HPS, emiten muy poco calor, consumen mucha menos energía y tienen una vida útil mucho más larga. El único punto negativo que podemos encontrar, es que su coste es bastante más elevado que el del resto de luminarias.

Cada uno de estos tipos de iluminación, será más apropiado según el tipo de cultivo que vayáis a realizar. Como siempre, dejaros asesorar por vuestro grow de confianza o por el magnífico equipo técnico de Semillas Baratas, para elegir el tipo de bombilla que mejor se adapta a vuestras necesidades.

Sea cual sea el sistema elegido, es muy importante instalarlo siguiendo todas las instrucciones de seguridad del fabricante. Situar el balastro y todos los enchufes y otros aparatos eléctricos alejados de la humedad y el agua.

El tamaño sí importa

No seáis mal pensados, porque nos referimos al tamaño de la zona de cultivo, no es lo mismo iluminar un armario de 1x1 metros, que una habitación de 10x10 m. Como tampoco es lo mismo, utilizar luces LED o equipos de 1200 w de alta presión de sodio. Afortunadamente existen reglas para calcular el número ideal de luminarias que necesitamos, para iluminar correctamente un determinado espacio.

La cantidad de luz que reciben las plantas esta relacionada directamente con la etapa de crecimiento en que nos encontremos, con la densidad y el tamaño de las mismas. En cultivos con plantas muy juntas, unas pueden hacer sombra a las otras, de manera que no todas reciben la misma luz. Por este motivo, existe un número recomendable de plantas y una potencia lumínica adecuada, dependiendo de las dimensiones de la zona de cultivo.


Tablas de equivalencias. Cantidad de focos según el tipo de luminaria y el espacio

Para calcular cuál es la luminaria adecuada para cada cultivo, vamos a explicaros una regla muy sencilla, que tiene en cuenta el espacio disponible y el número de plantas que podremos cultivar. En la mayoría de cultivos con una buena ventilación y control de clima, podemos utilizar cualquier tipo de luminaria existente para agricultura indoor, siempre y cuando tenga los vatios necesarios para cubrir todo el espacio de cultivo.

A continuación os dejamos una tabla que pone en relación las dimensiones, la potencia en vatios necesaria y el número de plantas que se pueden cultivar, utilizando maceteros de diferentes tamaños.

SUPERFICIE

En CM.

POTENCIA DE LUZ

MACETAS DE 7 L

MACETAS DE 11 L

MACETAS DE 15 L

MACETAS DE 20 L

MACETAS DE 30 L

40 X 40

150 w

3

2

1

1

1

60 x 60

150 - 250 w

6

3

1

1

1

80 x 80

250 - 400 w

9

4

1

1

1

100 x 100 

400 - 600 w

12

6

3

2

2

120 x 120 

600 w

15

9

4

2

2

240 x 120 

2 x 600 w 

o

1000 w

30

18

6

4

4

240 x 240

4 x 600 w

ó

2 x 1000 w

60

36

12

8

8

Weedo consejos

Nuestro consejo para aprovechar al máximo la energía lumínica y reducir el coste a la larga, es apostar por los kits de iluminación LED de última generación. A pesar de su mayor coste inicial, ofrecen una vida útil de hasta 11 años. Utilizar macetas de 7 u 11 litros es la mejor forma de no sobrecargar el espacio de cultivo y que cada planta disponga de un área de crecimiento adecuada.

Esperamos haber resuelto vuestras dudas sobre iluminación, y recordar que nos tenéis a vuestra disposición, dejándonos un mensaje o contactando mediante la dirección de correo electrónico o whatsapp que encontrareis al final de la página.

¡Salud y buenos humos!